EL PLACER DE CAMINAR

Heraldo de Aragón
4 febrero 2016

Ya sé que en temas de peso el balance entre calorías ingeridas y consumidas importa. Sin embargo, no lo es todo, porque otros aspectos también importan.

Hace años yo pesaba cien kilitos y hoy, ni de lejos. Y jamás me preocupé de andar contabilizando calorías. Usé seis herramientas a la vez y consistentemente, mes tras mes, hasta ponerme bien. Como botón de muestra, ahí va la cuarta de esas herramientas: me concedí tiempo para andar; y no por la obsesión de quemar calorías, sino para activar mi metabolismo.

Como ingeniero agrónomo estudié bioquímica y entendí de rutas metabólicas, abastecimiento de energía a las células y esas cosas; y, además, como señor de cierta edad, supe asociar ese andar con un principio de placer. Por ejemplo, alargo aposta el camino hasta el trabajo, ¡pero no por cualquier lugar! Busco bienestar, busco belleza, como los amaneceres por el Canal Imperial.

Juan Ramón Navarro Brun

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA PEATONALIZACIÓN, A PASO LENTO EN ZARAGOZA

BOFETADAS CON SUTILEZA

Las aceras no son para las bicicletas