El Ayuntamiento de Madrid apoya la bici y defiende “otra movilidad”

Dos asociaciones ciclistas acusan de "secretismo" al Consistorio y reclaman más información sobre los 32 nuevos kilómetros de carriles bici

PABLO LEÓN
Madrid 9 AGO 2016

Dos asociaciones de ciclistas urbanos, En bici por Madrid y Madrid Ciclista, reclaman al Ayuntamiento más información sobre los 32 nuevos kilómetros de carriles bici anunciados por el Consistorio el pasado julio. Ambas asociaciones, que dicen encontrarse “extremadamente preocupadas por el secretismo con respecto a estos proyectos”, piden, entre otras cosas, que se defina el tipo de vía que se va a construir, los plazos de licitación de las mismas y el estado del Plan Director de Movilidad Ciclista. El Ayuntamiento responde defendiendo su plan y anuncia un trámite de información pública del proyecto en septiembre.

El pasado 1 de agosto dos asociaciones de ciclistas urbanos cursaron una petición de información al concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo. En ella pedían detalles sobre los planes del Ejecutivo de Manuela Carmena (Ahora Madrid) con respecto a los 32 nuevos kilómetros de carril bici que el Ayuntamiento presentó a finales del mes pasado. “Tememos que estas actuaciones obedezcan a criterios políticos y pongan en peligro los logros realizados por los ciclistas en los últimos años así como la seguridad de los usuarios actuales y potenciales”, explican las asociaciones en un duro comunicado.

“Se trata de una primera actuación para dar impulso a la red ciclista”, responde el subdirector de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Corral, “en la línea del Plan Director de Movilidad Ciclista porque es necesario otro modelo de movilidad”. Pese a que el gobierno actual tiene entre sus prioridades un cambio del modelo de movilidad y el impulso de la bicicleta, la información aportada ha provocado que estas dos asociaciones de distancien del Ejecutivo. “Ellos piensan que con seguir aumentando la red de ciclocarriles y la cobertura deBiciMAD basta para potenciar la bici, pero desde el Ayuntamiento creemos que hay una gran parte de la población que se atrevería a coger la bicicleta si percibieran un ambiente más seguro en las calles. Por eso vamos a actuar”, defiende Corral.

Los nuevos kilómetros de vías —que se inaugurarán en la primavera de 2017 y cuentan con una inversión de 8,4 millones de euros— pretenden conectar el centro con los barrios, “para crear una red de movilidad eficiente”, explican desde el Consistorio. Además, la acción vendrá acompañada de otras medidas como la conversión de los carriles 30 de los bulevares (Génova-Sagasta-Alberto Aguilera), compartidos actualmente por bicicletas y el resto de vehículos, en exclusivamente ciclistas o una mayor limitación de velocidad (a 40 kilómetros por hora) en algunos tramos especialmente sensibles.

Aunque el trazado de los nuevos carriles se realizó de manera participativa, las asociaciones aseguran que existe cierto “secretismo” en torno al proyecto. “Lo consideramos una intervención de gran envergadura y que va a afectar profundamente al futuro de la bicicleta en la capital”, justifican su petición de información sobre el mismo. “En septiembre vamos a convocar un foro de movilidad donde se enseñarán los carriles, tramo a tramo, y abriremos un proceso de información pública durante el que aceptaremos las sugerencias en positivo”, cuenta Corral. El Ayuntamiento niega ese secretismo: “En pleno julio no se puede convocar un foro. Y si queríamos cumplir y sacar esta primera oleada de acciones, había que arrancar ya. La ley de contrataciones impone plazos de manera que si no hubiéramos cumplido, no habríamos podido lanzar esta primera oleada de medidas. Porque luego vendrán más”.

Los planes del Consistorio pasan por enmendar las problemáticas aceras bici proyectadas durante la época de Gallardón: “Las vamos a ir quitando”, asegura el subdirector Corral. “En cuanto podamos, las sacaremos a la calzada, pero aunque estén mal hechas, no vamos a anular carriles en un momento que necesitamos consolidar vías”, añade.

Madrid es una de las ciudades del mundo con mayor crecimiento del uso de la bicicleta; “actualmente supone en torno al 2% del tráfico en el interior de la M-30”, explican las asociaciones probici. Aunque esa tasa de uso es menor a la de otras capitales europeas, hay que tener en cuenta que hace solo unos años menos de uno de cada cien viajes realizados en la capital eran a pedales por lo que el crecimiento es notable. “También es una de las ciudades de España con menor siniestralidad ciclista y menor nivel de conflicto entre los ciclistas con los peatones y los automovilistas”, añaden los colectivos

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA PEATONALIZACIÓN, A PASO LENTO EN ZARAGOZA

BOFETADAS CON SUTILEZA

Las aceras no son para las bicicletas