Salou peatonaliza dos calles para avivar el comercio en segunda línea

Las calles Gironay Josep Carner, perpendiculares al paseo Jaume I, han sido cerradas al tráfico para atraer transeúntes

La calle Josep Carner se ha convertido una vía completamente peatonal con un tramo de carril bici incorporado. Foto: Pere Ferré

 28/06/2016
Javier Díaz Plaza

Las calles Girona y Josep Carner de Salou están cerradas al tráfico desde el pasado jueves. Son de paso exclusivo para peatones. Y en la calle Lleida se ha suprimido un tramo de aparcamiento de coches para ampliar la hasta ahora estrecha acera. Se trata de una prueba piloto para atraer transeúntes a la zona e impulsar la actividad de los comercios. Las tres son perpendiculares al paseo Jaume I –a la altura de la plaza de las Comunidades Autónomas– y a la calle Major. Son muy frecuentadas en verano, sobre todo por turistas y vecinos que van a la playa desde la plaza de Europa.

De momento, las calles cuentan con señalización vertical y pilones provisionales. «Antes de hacer los trabajos de obra civil definitivos queremos valorar si las medidas adoptadas son satisfactorias y no generan problemas de movilidad. En octubre nos reuniremos con comerciantes, vecinos y administradores de fincas para hacer balance», afirma David González (PSC), concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad.

González señala que con esta peatonalización, el Ayuntamiento responde a la demanda de los comerciantes de la calle Major y adyacentes: «Mejorará el flujo de personas y la zona dejará de estar en un segundo plano».

Aunque todavía es pronto para hacer un análisis, los comerciantes consideran que se trata de una iniciativa acertada. «Se crea un paso más cómodo entre el paseo y las calles adyacentes, tanto para ir y volver de la playa como para pasear y comprar en aquellas calles peatonales donde hay comercio. Y da una nueva oportunidad a los establecimientos situados en segunda línea de playa», asegura Juli Vilaplana, presidente de la Associació 365 dies Salou Vila Comercial.

Vilaplana reclama, eso sí, que este cambio «se acompañe con una campaña informativa sobre aparcamientos disponibles al llegar a Salou». En la calle Girona sólo se mantiene la zona de carga y descarga, mientras que las plazas de zona azul eliminadas de la calle Lleida han pasado a la calle Madrid. Sí estará permitido el paso a aquellos vehículos que se dirijan a los parkings de los edificios.

La Policía Local ha llevado a cabo las últimas semanas una campaña para informar a los vecinos de las novedades. La respuesta está siendo, en general, positiva. «Esas calles tienen mucho tráfico de transeúntes procedentes de los edificios y los hoteles de la plaza de Europa y hasta ahora era imposible pasar por las aceras, llenas de árboles, sobre todo si ibas con personas mayores y carritos de bebé o con sillas de playa y sombrillas», comenta una vecina.

‘Contenedores en la acera’

También hay detractores de esta medida. «Es muy malo para el turismo que en estas calles los contenedores de basura estén ocupando toda la acera. He recorrido muchas ciudades turísticas y en ninguna he visto algo así», apunta otro residente. En cuanto a la reducción de plazas de aparcamiento, «hasta la fecha no hay problema, pero todavía no estamos ni la mitad de los propietarios de los apartamentos. El problema será en la segunda quincena de julio y todo el mes de agosto», indica.

El carril bici que antes pasaba por las calles Verge del Pilar, Major y Josep Carner se ha traslado en su totalidad a esta última y enlazará con la plaza de Europa

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA PEATONALIZACIÓN, A PASO LENTO EN ZARAGOZA

BOFETADAS CON SUTILEZA

Las aceras no son para las bicicletas