DENSIDAD PEATONAL EN CALLE ALFONSO I



Holanda es el país de referencia en uso y promoción de la bicicleta, y el Centro Holandés de conocimientos sobre políticas de Ciclismo (Fietsberaad) pidió en 2004 a la consultora BRO que investigase en qué punto en zonas peatonales el uso compartido por los ciclistas y peatones comienza a causar problemas.

Publicamos una traducción del estudio en una entrada anterior del blog

Midieron la DENSIDAD PEATONAL, entendida como número de peatones que transitan en una hora por metro de ancho de la zona peatonal.

El análisis empírico permitió extraer conclusiones firmes acerca de si los ciclistas y los peatones se pueden mezclar en zonas peatonales:

  • Con densidades peatonales de hasta 100 peatones por hora por metro de ancho de calle, la convivencia de ciclistas y peatones es fácilmente realizable. No son necesarias medidas adicionales

  • Con densidades peatonales más de 100 peatones por hora por metro, la separación de los peatones y ciclistas dentro de la disposición de la calle es deseable . Con densidades de hasta 160 peatones/h/m una franja con color distinto del pavimento, será suficiente.
  • Con densidades elevadas peatonales (hasta 200 peatones/h/m) establecer diferentes niveles de altura (acera), es una solución.
  • Si la densidad de peatones se eleva a más de 200 peatones/h/m la mezcla de ciclistas y peatones ya no es posible.

Hemos ido a la calle Alfonso I a tomar datos, y el resultado es:

            miércoles 20 de noviembre 18:00 a 19:00 temperatura 5ºC   2573 peatones

            jueves 21 de noviembre de 15:30 a 16:30 temperatura 7ºC   2231 peatones

Densidad peatonal: 245 y 212 peatones por hora y metro de calle

Según Fietsberaad la mezcla de ciclistas y peatones NO es posible



Imagen de calle Alfonso I con densidad peatonal superior a 400 personas por hora y metro


Foto: JAIME GALINDO



En algunas ciudades de Holanda sí admiten circular por calles similares fuera de horarios comerciales, estando prohibido dentro de esa franja horaria. La investigación mostraba que las prohibiciones no son efectivas. Los ciclistas holandeses aparentemente no toman en serio las prohibiciones. 

Si la convivencia ciclistas / peatones no es posible y hay una buena ruta alternativa apenas se encontraron ciclistas. Y esto de forma casi independiente de las prohibiciones existentes.

Según concluye el estudio, una política ciclista apropiada, como la creación de plazas de aparcamiento de bicicletas cerca de los límites de las zonas peatonales y la creación de rutas en bicicleta atractivas alrededor de las zonas peatonales resulta más conveniente y eficaz. 


¿Podremos hacer algo en la calle Alfonso I? 

Creemos que SÍ es posible, y nos sumamos a la petición del Colectivo Pedalea que solicita que en la zona de Coso y César Augusto los ciclistas puedan circular sobre la plataforma del tranvía, como de hecho hacen ya muchos. 

De esta forma se ofrecería un recorrido cómodo, rápido, sin interferencias, y así aumentaremos la habitabilidad y calidad de vida en la ciudad, proporcionando una mayor seguridad a viandantes y ciclistas, contribuyendo al disfrute de la ciudad/ de la calle.


Comentarios

Entradas populares de este blog

LA PEATONALIZACIÓN, A PASO LENTO EN ZARAGOZA

BOFETADAS CON SUTILEZA

Las aceras no son para las bicicletas