Acera Peatonal denuncia que el Ayuntamiento no controla la incursión de coches en calles sin tráfico

Acera Peatonal denuncia que el Ayuntamiento de Zaragoza no controle el tránsito de vehículos a las calles de tráfico restringido, a las que sólo pueden acceder propietarios de las viviendas. El colectivo reclama medidas más eficaces para que los conductores cumplan las normas y se garantice la seguridad de los peatones.
AragonDigital.com
 
Zaragoza.- Acera Peatonal ha denunciado que el Consistorio zaragozano no controle la circulación de vehículos por vías de acceso restringido. El colectivo ha destacado la necesidad de que el Ayuntamiento ponga en marcha medidas más eficaces para que los conductores cumplan las normas y se garantice la seguridad de los peatones.

Para el control y mantenimiento de las calles peatonales, la Ordenanza de la capital aragonesa recoge la necesidad de obtener un permiso especial para aquellos vehículos que pretendan acceder a ellas. Este permiso es anual, lo otorga la Alcaldía-Presidencia, tras informe de la Policía Local, y puede ser individual o bien colectivo en caso de comunidades de vecinos, propietarios de garajes, etc., figurando en todos los casos nombre del beneficiario y titular del vehículo. Es un sistema de autorización mediante el uso de un permiso-tarjeta, como el que se emplea en varias ciudades de España.

Pero en Zaragoza, tras once años de estar regulado, si un vecino trata de obtener el permiso “se encontrará con que no es posible, porque a pesar de que la Ordenanza detalla su contenido y forma de obtención, nunca se ha empleado”, han criticado desde Acera Peatonal.

El colectivo ha insistido en que “de forma repetida hemos conocido quejas de asociaciones de vecinos sobre el uso inadecuado que muchos conductores hacen de estas calles para acortar sus recorridos”. Así lo han puesto de manifiesto después de que la semana pasada se celebrase una reunión de la Junta de Distrito del Casco, “y lo podemos corroborar viendo el deterioro que sufre el embaldosado de muchas de estas calles, por el intenso tráfico que soportan, muy superior al acceso puntual a garajes o locales”.

En septiembre pasado, Cermi, Coapema, Stop Accidentes y Acera Peatonal presentaron una propuesta para regular la circulación de ciclistas por estas calles del Casco, tratando de garantizar la seguridad de las personas mayores y las personas con discapacidad que son los peatones más vulnerables, y el carácter básicamente peatonal de la zona. Uno de los puntos que solicitaron al Ayuntamiento era aumentar el control de los accesos no legalizados de vehículos a estas vías.

Para comprobar que este control no existe, siguiendo la técnica que en 2004 y 2009 empleó la revista Consumer, Acera Peatonal ha probado a circular por varias de estas calles sin ser propietarios de garaje o local alguno, “y en ningún caso hemos encontrado elementos de mobiliario urbano, bordillos, pivotes o la propia Policía Local que nos impidiese el acceso y circulación”.

Ciudades como Huesca han optado por sistemas de control de accesos con cámaras que leen las matrículas y activan el procedimiento de sanción si la matrícula no está autorizada. Otras emplean sistemas de bloqueo a la entrada de las calles que se liberan al leer la tarjeta de un residente. Incluso las hay que permiten el paso tras contactar con la Policía Local, para cada acceso. “Zaragoza hoy por hoy tiene señales que no disuaden a los conductores, nada más”, han criticado.

Para hacer posible el control en Zaragoza, Acera Peatonal defiende la necesidad de empezar por aplicar la Ordenanza General de Tráfico y tramitar los permisos especiales que esta regula. Este permiso, quizá en forma de tarjeta, permitiría distinguir de forma inmediata a quienes sí pueden acceder de otros que lo hacen de forma ilegal, posibilitando el control del tráfico en la zona.

Ahora, si la Policía Local quiere conocer si un conductor está accediendo legalmente a estas calles, debe solicitarle que acredite en el acto ser propietario de un garaje, o tenerlo alquilado en la calle de tráfico restringido por la que transita, “lo que desde luego no resulta práctico y hace imposible el control de los accesos, facilitando el abuso y el deterioro del carácter peatonal seguro de la zona”.

París, Oslo, Londres, son ejemplos de ciudades europeas que apuestan por eliminar el tráfico motorizado de sus centros. La actuación del Ayuntamiento de Zaragoza en estas calles, no sólo del Casco sino en toda la ciudad, “debe garantizar la seguridad y proteger el carácter peatonal de la zona impidiendo el acceso de vehículos no autorizados, sancionando las infracciones, y evitando el deterioro de las calles que afecta sobremanera a la movilidad de los más vulnerables”, han defendido desde el colectivo.

Zaragoza se ha adherido a la campaña “Un millón de compromisos por el clima”, y Acera Peatonal considera que eliminar del Casco Viejo este tráfico no autorizado “es un compromiso sencillo y fácilmente alcanzable que sumar a las acciones de mejora ambiental emprendidas por el Ayuntamiento”. “Y no debemos olvidar que Zaragoza dice ser Ciudad Amable con los Mayores, que se ven especialmente afectados por el tráfico de vehículos en zonas peatonales”, ha insistido Acera Peatonal.

http://www.aragondigital.es/noticia.asp?notid=139598&secid=4#.Vmwi2wHrab0.twitter

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA PEATONALIZACIÓN, A PASO LENTO EN ZARAGOZA

BOFETADAS CON SUTILEZA

Las aceras no son para las bicicletas