Vitoria mide el riesgo de 200 pasos de peatones


La prueba piloto se ha centrado en tres barrios

Si es válida, se catalogará el nivel de peligrosidad en toda la ciudad

R. RUIZ DE GAUNA ALEX LARRETXI - Miércoles, 13 de Enero de 2016

VITORIA - Muchos de los atropellos que se suceden en el casco urbano de Vitoria se dan en los pasos de cebra; atropellos en los que los conductores se saltan la prioridad del paso de los peatones. Este tipo de accidentes preocupa al Ayuntamiento, que en 2014 puso en marcha una experiencia piloto, de la que ya se tienen los primeros resultados, en los barrios de Aranbizkarra, Arana y el Anglo, para comprobar la validez de una herramienta de análisis informático que mide el nivel de riesgo de este tipo de señalización. Entre estos tres barrios se contabilizan más de 200 pasos de peatones, analizados uno por uno, a los que se otorga una puntuación en función de su peligrosidad. Un nivel de falta de seguridad que se mide en base a un listado de factores, como la visibilidad, longitud, velocidad, etcétera.

Las conclusiones del estudio se han plasmado en una aplicación informática que permite explorar sobre plano y de forma sencilla todos los pasos de peatones y el detalle de su puntuación de riesgo, según explica el concejal responsable de Tráfico, Borja Belandia, que hoy responderá a una pregunta de los socialistas respecto a este asunto en la comisión de Seguridad Ciudadana. Además, en esa aplicación se integra un vídeo grabado desde el interior de un coche con el detalle de los últimos veinte metros de recorrido del vehículo hasta llegar a cada paso de peatones. Una vez realizada la prueba, el estudio se encuentra ahora en fase de evaluación. Y, en función de los resultados, el Ayuntamiento decidirá si lo extiende al resto de la ciudad. Señala, no obstante, Belandia que “de momento, no podemos decir que se vaya a extender a otros barrios. Estamos en fase de evaluación del resultado de ese trabajo y en función de esa valoración se analizará la posibilidad de ampliarlo al resto de la ciudad y plasmar los resultados de otros barrios en esa herramienta informática en caso de que se estime oportuno”.

En cuanto al nivel de peligrosidad de los pasos de peatones de estos tres distritos, utilizando una serie de variables objetivas se ha catalogado a cada uno de ellos entre riesgo 0, el menos peligroso, y riesgo 4, el de mayor peligro para los viandantes. “La categorización se ha llevado a cabo usando una metodología nueva, ahora tenemos que verificar si es válida”, puntualiza el concejal. Así, de los 214 pasos de cebra analizados en el estudio, la conclusión que se extrae es la siguiente: en el Anglo, Arana y Aranbizkarra hay cinco pasos de peatones muy peligrosos (riesgo 4), 24 algo menos, pero también peligrosos (riesgo 3) y 58 catalogados como riesgo 2. La mayoría (71 pasos) son poco peligrosos, y 20 no tienen ningún riesgo. Además, 36 de estos pasos de peatones están señalizados con semáforo.

Por ahora, el Ayuntamiento prefiere no hacer pública la ubicación de los pasos con más riesgo, ya que la metodología utilizada es nueva -reitera el edil-, y “queremos verificar si es válida. Sería precipitadocondenar de antemano estos pasos de peatones”. Además, explica Belandia que las actuaciones de mejora en seguridad de pasos de peatones no están directamente vinculadas a esta experiencia piloto. Hay otras variables que entran en juego, como peticiones vecinales, recomendaciones de la Policía Local, aspectos que van más allá de seguridad vial..., así que el listado de actuaciones a realizar en los pasos peatonales no tiene por qué seguir las pautas marcadas en esta prueba piloto. Entre los factores de riesgo que el Ayuntamiento ha tenido en cuenta a la hora de clasificar los pasos de cebra en más o menos peligrosos está, fundamentalmente, la visibilidad.

EL ESTUDIO

Niveles de riesgo. De los 214 pasos analizados, 5 presentan riesgo 4, el mayor; 24 riesgo 3; 58 riesgo 2; 71 riesgo 1; 20 riesgo 0 y 36 están semaforizados.

Factores. Tenidos en cuenta: visibilidad (coches aparcados, vegetación, mobiliario urbano, paradas de bus, curva...), semáforos, cruces, deslumbramiento del sol, longitud del paso, doble sentido de circulación sin mediana, pendiente para los coches, pasos compartidos con ciclistas, y presencia de niños o ancianos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA PEATONALIZACIÓN, A PASO LENTO EN ZARAGOZA

BOFETADAS CON SUTILEZA

Las aceras no son para las bicicletas