La necesaria adaptación de los semáforos para cubrir las necesidades de las personas invidentes

Conseguir que las ciudades sean accesibles para todos los ciudadanos, especialmente para aquellos que tienen algún problema o discapacidad, debería ser prioritario para los responsables urbanos.

Aunque son muchos los aspectos donde hay que incidir, uno especialmente importante es contar con semáforos adaptados a personas invidentes, que les facilite su movilidad de forma más segura.

Si podemos garantizar que crucen con la máxima seguridad, se facilitará su autonomía y movilidad por la ciudad, de forma que puedan desplazarse a donde ellos deseen sin peligro.

¿Cómo deberían ser los semáforos adaptados a las personas invidentes?
Este tipo de semáforos, que ya es muy habitual en muchos municipios españoles, cuenta con dos características principales:

a) Son sonoros, avisando mediante sonidos del color del semáforo, para que los invidentes puedan reconocer cuándo pueden pasar y cuándo tienen que esperar.

b) Se deben poder activar bajo demanda, o cuando detectan a un peatón invidente. Esto permite que el semáforo no esté continuamente emitiendo un sonido que pueda llegar a ser molesto a los peatones, pero sí que lo emita cuando sea necesario.

Hay soluciones que permiten que los invidentes los activen con un mando a distancia que se les proporciona, o una aplicación en su móvil.

Otros sistemas, reconocen vía bluetooth los teléfonos de los usuarios invidentes, con la app. instalada adecuada, y se activan automáticamente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA PEATONALIZACIÓN, A PASO LENTO EN ZARAGOZA

BOFETADAS CON SUTILEZA

Las aceras no son para las bicicletas