ENTRADA DESTACADA

Zaragoza: otro peatón atropellado en un paso de cebra sin semaforizar

Herido leve un peatón de 63 años tras ser atropellado por una furgoneta en un paso de cebra sin semaforizar El conductor del vehículo ha d...

jueves, 15 de junio de 2017

ESPAÑA, EL PAÍS EN EL QUE MÁS SE CAMINA DEL MUNDO


Son los campeones del mundo del bienestar, los reyes del mambo en minutos de actividad física, paseos, retos conseguidos y calidad de sueño. Según un estudio realizado por Fitbit en el que han participado más de 20.000.000 de sus usuarios, los irlandeses son los ciudadanos más en forma de este planeta. Reino Unido, Suecia y Holanda le siguen en una clasificación integrada por 30 países, en la que España ocupa un más que honroso séptimo puesto y Colombia el último.

Quizá sea por la climatología o por esa sanísima -y ancestral- costumbre tan de pueblo de salir a andar al caer el sol, los españoles lideramos, en esta misma investigación, el ranking de caminantes, con 9.023 pasos diarios, una cifra que acaricia esos 10.000 que señala la Organización Mundial de la Salud (OMS) como mínimo para llevar una vida saludable. Los coreanos del sur, en cambio, cierran la lista de 20 estados con 7.956. Culos de mal asiento, los españoles destacamos también como los números uno del planeta en actividad física con 27,9 minutos diarios, seguidos por los suecos, con 27,1.

Pero no todo son buenas noticias. Lo que ganamos en salud con el movimiento lo perdemos con la falta de descanso. La afición a trasnochar nos pierde. Y es que nuestro país ni siquiera aparece entre las 10 naciones que mejor duermen del mundo, capitaneadas por Reino Unido -con siete horas y 14 minutos- y que cierra la República Checa, con seis horas y 52 minutos. Lo que no se especifica en el informe es cuánto se descansa en nuestra tierra pero tiene pinta de que no es lo suficiente.

 

RECOMENDACIONES DE LA OMS

Lo que subyace tras estos datos recogidos por Fitbit entre sus usuarios -que supuestamente ya forman parte de un segmento de población físicamente activo- es que todavía queda mucha batalla por librar contra el sedentarismo, una de las grandes plagas contra las que deben de luchar los gobiernos internacionales.

La OMS señala que los adultos de edades comprendidas entre 18 y 64 años tendríamos que dedicar, como mínimo, 150 minutos semanales a la práctica de actividades aeróbicas de intensidad moderada -75 si éstas son vigorosas-, en sesiones que no deberían durar menos de 10. Eso, o una combinación equivalente de actividades moderadas -caminar, bailar...- y vigorosas, como correr o nadar. Además, dos veces -o más- a la semana, habría que realizar ejercicios de tonificación específicos para fortalecer los grandes grupos musculares.

Hasta aquí, las recomendaciones de la organización internacional que vela por nuestra salud pero... ¿qué opinan los profesionales de la actividad física? "Todo depende de lo activo o sedentario que sea nuestro trabajo. Si tenemos un empleo que nos invita a mantenernos en movimiento, con programas de siete minutos de entrenamiento al día -ver vídeo en elmundo.es- podemos mantener un estado de forma más que aceptable. Si por el contrario nos pasamos el día sentados ante el ordenador, debemos incrementar el tiempo hasta unos 150 minutos semanales, como mínimo, que deberán aumentar o disminuir según los objetivos y necesidades específicas de cada uno", explica Martín Giacchetta, CEO de Boutique Gym (Madrid) y entrenador personal.

Falta de tiempo, cansancio, pereza, lesiones imaginarias... La lista de excusas que nos inventamos para no despegar el trasero del sofá es tan larga como manida. Giacchetta tiene la fórmula perfecta para tirarlas todas por tierra: "Integrar el ejercicio como una actividad cotidiana más".

 

MONITORES DE ACTIVIDAD

El primer paso debería ser "analizar cómo es nuestro día a día con un monitor de actividad para ser lo más efectivos posible en la planificación de nuestros entrenamientos. Al ser conscientes de cómo y cuánto nos movemos durante la jornada, podemos tomar las medidas necesarias para mejorar nuestro estado de forma".

Algo tan sencillo como un paseo puede convertirse en una sesión perfecta si se siguen unas sencillas pautas. El CEO de Boutique Gym las detalla: "Lo ideal es caminar, al menos, durante 30 minutos, sin pausas con un buen calzado deportivo (ligero, con una correcta amortiguación y refuerzos laterales). Es fundamental hacerlo con plena consciencia corporal para optimizar los resultados. Para ello, debemos activar ligeramente los músculos abdominales -si no sabe cómo hacerlo, piense cómo lo contraería para protegerse si le fueran a dar un golpe- y apretar los glúteos con cada zancada". Si vamos sobrados de tiempo y llevamos la ropa adecuada -prendas técnicas con buena transpirabilidad y el calzado correcto- podemos hacer "pequeñas pausas cada cierto tiempo para hacer unas series de flexiones de brazos y sentadillas". Un buen plan sería: "Parar cada cinco minutos, realizar 10 flexiones, 15 sentadillas y seguir con la caminata. Todo eso, repitiendo la secuencia cuatro veces, como poco", aconseja.

 

OLVÍDATE DEL ASCENSOR

Lejos de contemplarlas como enemigas a las que evitar por la vía rápida del ascensor, urge empezar a mirar a las escaleras como nuestras grandes aliadas para fortalecer nuestro corazón y tren inferior. "Dependiendo de cómo sean los peldaños, podemos subirlos y bajarlos con algo más de velocidad para potenciar el trabajo a nivel cardiovascular. Otra opción es subir los escalones de dos en dos y bajar algo más el trasero para intensificar el trabajo de nuestras piernas y, cómo no, de nuestro corazón".

Montar en bicicleta, bailar en casa o, simplemente, jugar con los niños en el parque también suman puntos en esta cruzada diaria contra el sedentarismo. La mejor manera de comprobar su efectividad es medir la frecuencia cardiaca y las calorías que se queman con estas actividades. "A mí me gusta decir que los dispositivos medidores de la actividad son como pequeños entrenadores personales que llevamos en la muñeca. Motivan al usuario a realizar un poquito más de lo que hacen, a dormir un poquito más de lo que duermen, a pesar un poquito menos de lo que pesan... El resultado es brillante: hábitos más saludables, cuerpos más bonitos y sonrisas mucho más amplias. ¿Qué más se le puede pedir?".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar y ánimo con la información a ciclistas y peatones