ENTRADA DESTACADA

LOS PATINETES ELÉCTRICOS NO PUDEN CIRCULAR POR LAS ACERAS. NO HAY LIMBO, NO HAY CONFUSION

LA INSTRUCCION 16/V-124 DICE QUE LOS PATINETES ELÉCTRICOS, COMO VEHÍCULO DE MOVILIDAD PERSONAL, SON UN VEHÍCULO A LOS EFECTOS DE LA LEY DE T...

lunes, 25 de diciembre de 2017

MOTOS EN LA ACERA: UNA INVASIÓN IMPULSADA POR EL AYUNTAMIENTO

El Ayuntamiento amplía las zonas de aparcamiento para motos


J. L. G. Zaragoza| Actualizada 10/09/2012

Durante las últimas semanas se han creado más de 300 plazas para estos vehículos en las zonas de mayor demanda. Zaragoza cuenta con unas 2.000 para más de 45.000 ciclomotores y motocicletas.


Nuevas plazas de aparcamiento para motos, en Juan Pablo II
Nuevas plazas de aparcamiento para motos, en Juan Pablo II
 
La expansión de las motos por Zaragoza no solo ha multiplicado la presencia de estos vehículos sobre la calzada, sino que también ha saturado los aparcamientos específicos para ciclomotores y motocicletas repartidos por toda la ciudad. Una situación de la que es consciente el Ayuntamiento, que durante las últimas semanas ha establecido varios espacios destinados al estacionamiento de motos en diferentes zonas de la ciudad.

Según fuentes municipales, se han creado más de 300 nuevas plazas que amplían la oferta existente, que hasta esta nueva expansión rondaba las 1.800 y ahora superaría los 2.000 aparcamientos para motos. Una cifra que se ha multiplicado por siete desde 2008, cuando solo había 300 espacios para estos vehículos, pero que sigue pareciendo insuficiente para los más de 45.000 ciclomotores y motocicletas censados en el padrón municipal de vehículos, 15.000 más que hace una década.

Una carencia de plazas que obliga a muchos usuarios de este medio de transporte a aparcar en las aceras, una práctica permitida por la ordenanza siempre y cuando no existan espacios destinados a este fin y se cumplan una serie de requisitos. “Las motocicletas y ciclomotores podrán estacionar encima de las aceras de más de tres metros de anchura a una distancia de cincuenta centímetros de la calzada. La distancia longitudinal mínima entre dos vehículos de este tipo, estacionados en la forma que se cita, será de dos metros”, reza la norma municipal.


Saturación en las aceras más céntricas
Aunque la ordenanza es bastante permisiva  con el estacionamiento en las aceras y no suelen producirse demasiados problemas derivados del incorrecto estacionamiento de ciclomotores, los usuarios de estos vehículos no siempre cumplen estos preceptos. En algunas zonas de Zaragoza, sobre todo en las más céntricas, es frecuente encontrar largas filas de motos que no respetan las distancias establecidas en la norma o que se encuentran aparcadas en lugares indebidos, en los que incluso entorpecen la circulación de los peatones.

Una situación que quieren evitar desde el servicio de Movilidad del Ayuntamiento, cuyos responsables se han propuesto aprovechar los espacios disponibles para ampliar la oferta de aparcamientos para vehículos de dos ruedas. “La idea es aprovechar las aceras amplias para delimitar espacios de estacionamiento, así como las zonas de calzada situadas en cruces de escasa visibilidad en los que las motos no obstruyen tanto como un coche o una furgoneta”, indican fuentes municipales.


Plazas en las zonas con mayor demanda
“Estamos intentando crear nuevas plazas por toda la ciudad, sobre todo en los puntos en los que se ha detectado mayor saturación de motos”, explican desde el Consitorio. Por ejemplo, se han pintado nuevas plazas junto al hospital Miguel Servet, un lugar de alta demanda, o en la calle Juan Pablo II, junto al Servicio Provincial de Educación.

"Siempre que hay plazas en el aparcamiento intento dejar la moto allí para evitar cualquier problema. Hasta ahora la dejaba en la acera, pero era más fácil que pudiera molestar a los peatones o que alguien la volcara", explica Mario Bernal, un zaragozano que suele aparcar en la zona de La Romareda. "Es verdad que en muchas ocasiones todas las plazas están ocupadas y es imposible aparcar, sobre todo en el centro, pero también hay veces en los que hay espacios libres y la gente sigue aparcando en la acera por no andar 50 metros", critica Sandra Julián, otra usuaria habitual de este medio de transporte.

 

24/12/2012

Zaragoza suma ya 2.000 plazas de motos para sacarlas de las aceras

Se aprovechan hasta las esquinas en los cruces para hacerlos más seguros. La ordenanza ya prohíbe estacionar en la plaza España, y ahora se multará



  • Motos estacionadas en el entorno de la plaza de España. - Foto:JAIME GALINDO
    Motos estacionadas en el entorno de la plaza de España. - Foto:JAIME GALINDO

D. L. G. 24/12/2012


Las 70 plazas de aparcamiento para motos en el Coso de Zaragoza ha servido, por llamativo, para poner el acento en un impulso decidido por parte del ayuntamiento de sacar estos vehículos de las aceras. Una apuesta que lleva meses poniendo en práctica y que ha servido para que ya cuente con más de 2.000 plazas en las calzadas de calles y plazas de la ciudad, ya fuera de un espacio que cada vez está más reservado para el paso de los peatones.
La demanda de estos estacionamientos era creciente en muchos barrios y, por el número de motos que circulan en la ciudad, en algunos casos se estaba teniendo cierta permisividad con sus dueños.
"Se estaba detectando cierta costumbre de que quien se mueve en moto puede dejarla en la puerta del sitio al que va", comentaron fuentes municipales a este diario, un hábito que en muchos casos no estaba permitido por la ordenanza municipal de Tráfico. Pero que se consentía.
En este sentido, el área de Movilidad, en colaboración con la Policía Local, se pusieron a trabajar en dar con todos los espacios libres que pudieran existir en la calzada para habilitar nuevos estacionamientos.

EN EL COSO Pasó en el Coso, cuando al crear el carril bici se pensó que esta fila de aparcamientos pueden hacer de barrera de protección para los ciclistas con la circulación de coches, camiones y autobuses, pero también en muchas intersecciones de calles."Hay muchos giros en los que los usuarios tenían poca visibilidad porque otros vehículos utilizaban la esquina para apurar y estacionar, aunque fuera de forma momentánea", explicaron a este diario fuentes municipales.
Por este motivo, por seguridad también, se pensó en utilizar estos bordes para crear plazas de aparcamiento para motos. Y se siguen buscando muchos más en todos los barrios para dar salida a este tipo de espacios muertos inservibles.
"También con este proyecto se ayuda a descongestionar las aceras, democratizar el espacio público de manera que todos los actores que conviven en él (peatones, vehículos y ciclistas) tengan su espacio y su derecho a utilizarlo bien definidos", apuntaron esas mismas fuentes.

PROHIBICIÓN ANTERIOR De manera que lo que pasaba en la plaza España no solo no se va a poder seguir haciendo, ahora que el tranvía la ha convertido en un espacio más peatonal y el bordillo de la acera se ha alejado de los espacios más habituales para estacionar, sino que la ordenanza ya lo prohibía.
Lo que se trata ahora es que el conductor de una moto busque el aparcamiento más próximo, como hacen los coches. Y que si hay plazas libres las use y no las ignore pensando que su vehículo está al margen de la normativa. Es decir, que puede aparcar en la acera libremente.
Así, la escena aún hoy en el Coso es la de muchas de esas 70 plazas nuevas están vacías porque los usuarios siguen dejando la moto en la acera. Incluso a escasos metros, en la acera de enfrente. La diferencia es que ahora empezará a ser motivo de multa.

 

 

24/02/2014 MOVILIDAD URBANA

Zaragoza habilitó 800 plazas de aparcamiento para motos en el 2013

En solo cinco años se han creado 2.000 de las 3.000 que existen señalizadas en toda la ciudad. El ayuntamiento no tiene forma de controlar el aumento de usuarios que optan por este medio


  • Aparcamientos para motos creados en la calle Coso de Zaragoza, entre el carril bici y la calzada. - Foto: EL PERIÓDICO
    Aparcamientos para motos creados en la calle Coso de Zaragoza, entre el carril bici y la calzada. - Foto: EL PERIÓDICO

D. L. G. 24/02/2014

Zaragoza ha visto cómo en los últimos años se ha incrementado el número de personas que utilizan la motocicleta para desplazarse de la ciudad. Este aumento de usuarios también se traduce en una mayor demanda de espacio para estacionarlas en la vía pública. Y como hace años que el consistorio se marcó como objetivo sacarlas, en la medida de lo posible, de las aceras, se ha visto obligado a acondicionar cualquier resquicio que deje la calzada y la zona de paso peatonal. El resultado ha sido que solo durante el 2013 se crearon en la capital aragonesa más de 800 plazas de aparcamiento para ellas. En plazas y calles de distintos barrios se han buscado fórmulas para hacerles hueco en un espacio compartido, en muchos casos, por los carriles de circulación, los carriles bici o la zona azul.
 
Se trata de una cifra relativamente significativa, sobre todo si se atiende a la evolución que se ha seguido en los últimos años. Esas 800 plazas creadas representan en total el 40% de las 2.000 que, según informaron fuentes oficiales de Servicios Públicos en el consistorio zaragozano, "se han habilitado en los últimos cinco años".
Tocaba ejecutar la respuesta a un aumento de demanda que se ha estado planificando durante muchos meses, calle a calle y barrio a barrio. En muchos casos también con la ayuda de los usuarios, que son los que trasladan una percepción que, por otra parte, es difícil de cuantificar.
 
MEDICIONES DE TRÁFICO Y es que no hay forma de saber cuántas motos circulan a diario por las calles de Zaragoza. Las mediciones de tráfico hablan de vehículos, en general, y ni siquiera el impuesto de circulación sirve de referencia porque los usuarios no siempre las registran en la capital aragonesa, sino que buscan la picaresca de hacerlo en el municipio donde les sale más barato el impuesto de circulación.
 
En este sentido, si se atiende a los datos que maneja el área de Economía y Hacienda, se concluye, por ejemplo, que ha descendido el número de ciclomotores en la ciudad, algo impensable. En el 2012, se recaudaron 161.469 euros por este impuesto por las 18.390 motos de hasta 49 centímetros cúbicos de cilindrada registradas. El año pasado fueron 666 menos, y se ingresaron 155.634 euros de los 17.724 ciclomotores censados.
Pero el balance global es equilibrado, porque las que superan esta cilindrada fueron en el 2013 un total de 30.423 (se recaudaron 886.212 euros con el impuesto de circulación), cuando el ejercicio anterior habían sido 29.299 (se ingresaron 854.578 euros). Así que oficialmente hay 48.100 motos en Zaragoza, muy por debajo de la percepción real que tienen los técnicos de Movilidad del ayuntamiento, que consideran que esta cifra es sensiblemente superior a los datos oficiales.
 
APROVECHAMIENTO Así que se han buscado espacios en todos los distritos, restando plazas a los coches particulares, aprovechando los giros que antes algunos vehículos aprovechaban para parar por unos minutos, o zonas que nadie utilizaba porque en su lugar había una isleta dibujada en el asfalto con líneas blancas. Zonas muertas que ahora al menos tienen una utilidad. En algunos casos, sin embargo, estas plazas son compartidas con los usuarios de la bicicleta --un medio de transporte en auge--, que emplean las plazas habilitadas para las motocicletas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar y ánimo con la información a ciclistas y peatones