ENTRADA DESTACADA

Zaragoza: otro peatón atropellado en un paso de cebra sin semaforizar

Herido leve un peatón de 63 años tras ser atropellado por una furgoneta en un paso de cebra sin semaforizar El conductor del vehículo ha d...

viernes, 31 de octubre de 2014

SAGASTA Y CONSTITUCIÓN NO SON SENDAS CICLABLES

INTERVENCIÓN EN PLENO DEL AYUNTAMIENTO 31/10/14
Solicitamos al Ayuntamiento de Zaragoza que preserve el carácter peatonal, de ocio y estancia de los bulevares de Sagasta y Constitución dirigiendo el tráfico de bicicletas a la calzada, y actuando en ella.


ACERA PEATONAL tiene como fin primordial la defensa de los intereses de las personas que se desplazan sin hacer uso de vehículos (con la excepción de sillas de ruedas), prestando especial atención a niños, mayores, y a aquellas que tengan una movilidad reducida, y su objetivo más inmediato es la recuperación de las aceras para todos ellos, a fin de que puedan ejercer su derecho a moverse en libertad y de forma segura.

Hace 7 meses en este mismo salón de Plenos les pedimos su ayuda para lograr que los muchos ciclistas que de forma equivocada circulaban por las aceras de Zaragoza pasasen a circular por la calzada. Aunque muchas voces decían que ni lo intentarían, nosotros estábamos convencidos de que ustedes eran imprescindibles para lograrlo. Hoy podemos felicitar a los muchos ciclistas zaragozanos que han dejado de circular por las aceras, devolviéndolas a los peatones. De una forma especial nos dirigimos a Carmen Dueso y a sus técnicos.

Según el análisis llevado a cabo en el Plan de Movilidad Sostenible de Zaragoza, el modo de transporte con más importancia en la ciudad de Zaragoza es a pié (38,17%), seguido muy de cerca por el transporte público (37,4%). 






Pero CAMINAR, PASEAR no sólo son hechos funcionales o formas de desplazamiento: son también maneras de estar en el mundo, de vivirlo. Solamente a pie podemos ver y pensar cabalmente al Otro como un fin en sí mismo y no como un obstáculo a esquivar o adelantar; solamente a pie podemos entablar el tipo de contacto que más humanos nos hace y más gratificación nos aporta, generando colaboración, relación o asociación para los más diversos fines sociales o personales. Solamente a pie podemos admirar en toda su dimensión cuanto nos rodea: personas, arquitectura, paisaje, escaparates...interactuando cercana y directamente con todo ello. Por eso el objetivo del caminante, del paseante, no es llegar a un destino en el menor tiempo posible, sino el camino mismo.


UN VIAJE AL PASADO
Les proponemos un breve viaje en el tiempo, a una época de la que algunos tienen recuerdos de juventud y otros apenas de su feliz infancia, como el concejal más joven de esta corporación que disfrutaba de sus 8 añitos. Vamos a 1986. Ese año se inaguró el puente de la Almozara, nació el Ligallo Fondo Norte, hubo una intensa huelga de autobuses, fue elegido Alcalde el Sr González Triviño, y se aprobó la Ordenanza Municipal de Uso de Zonas Verdes.

Esta Ordenanza regula desde hace 28 años “el uso de los espacios libres y zonas verdes” y trata de proteger “la tranquilidad y sosiego que integran la propia naturaleza de las zonas verdes” (Art 8).

La Ordenanza no permite “la circulación o estancia de vehículos a motor” y sí que las bicicletas circulen “libremente por las zonas verdes, salvo prohibición o limitación expresa, siempre que lo hagan por vías y caminos de anchura suficiente para no interferir el uso peatonal, debiendo mantenerse fuera de los jardines y espacios plantados y circular a velocidad moderada salvo que se trate de circuitos exclusivos de entrenamiento, competición o fines similares, temporales o permanentes.”

En aquellos años no se contemplaba el uso de la bicicleta como elemento de transporte, y la exigencia de circular a “velocidad moderada” y la protección del sosiego apuntan al uso de la bicicleta como ocio, ese que muchos hemos conocido y hoy disfrutamos en nuestros parques.


TRANSPORTE NO ES OCIO

28 años han pasado desde aquella Ordenanza. Mucho ha cambiado la movilidad en Zaragoza. Planes Generales de Ordenación Urbanísitca (PGOU), un Plan de Movilidad Sostenible (PMS 2006), el Plan Director de la Bicicleta de Zaragoza (PDBZ 2010) y hasta un Plan Director del Parque Grande José Antonio Labordeta (PDPG 2010). Y en estos 28 años hemos re-aprendido a usar la bicicleta como medio de transporte. Decimos re-aprendido porque es fácil ver en fotografías antiguas a ciclistas por las calzadas o caminos de tierra de esa vieja Zaragoza.




Tratando el uso de la bicicleta en ciudad como un medio de transporte, en 2006 el PMS nos recordada que “una de las conclusiones recogidas en los diversos estudios y encuestas realizadas en aquellas ciudades donde el uso de la bicicleta está más extendido (Amsterdam, Copenhague y Viena por ejemplo), es que la ciudadanía da prioridad al ahorro de tiempo frente a otros factores a la hora de seleccionar la bicicleta en su desplazamiento diario.” Este ahorro de tiempo en desplazamientos es propio al uso de transporte y opuesto al sosiego y la circulación a velocidad moderada de la Ordenanza. De hecho el propio PMS valora que “las velocidades propias de las bicicletas en medio urbano pueden rondar los 15-20 km/h” y el PDBZ dice que en ningún caso se admiten velocidades de diseño de las vías ciclables inferiores a 10 km/h”.

El PDBZ “persigue el refuerzo de la presencia de la bicicleta como medio de transporte cotidiano y sostenible en la ciudad de Zaragoza” y al hablar de los Principios básicos en el diseño de una vía ciclable (8.1.1) dice que “el ciclista urbano prefiere llegar cuanto antes a su destino de manera cómoda y segura” y dice que apuesta por una “red de vías ciclables destinadas a utilizar la bicicleta como modo de transporte”.




Plan Director de la Bicicleta de Zaragoza

También en 2010 el Plan del Parque Grande habla de “padres enseñando a sus hijos a ir en bicicleta por la avenida de los Bearneses y abuelos llevando a pasear a los nietos”. Y al tratar la circulación de bicicletas indica que “las bicicletas de paseo o los cuatriciclos de alquiler pueden circular libremente por las avenidas amplias del parque a velocidades próximas a las del peatón” lo que llama “en régimen de paseo” y considera una infracción “desarrollar velocidad que pueda poner en peligro al resto de usuarios del parque”.


VIANDANTES Y BICICLETAS: ALIADOS
Ciertamente, muchas veces también los peatones vamos con prisa y somos obstáculos los unos para los otros. Razón de más para preservar los Paseos como un delicado ecosistema antropológico - quizá el último exponente de una forma de entender la ciudad y cómo habitarla - que debe permanecer completamente libre del concepto de "circulación" de cualquier vehículo, al que siempre le será inherente la velocidad como elemento positivo para llegar cuanto antes a su destino.

Por consiguiente, el espacio de los viandantes se debe pensar sobre todo desde criterios sociales, urbanísticos, paisajísticos y ambientales. El espacio peatonal es un espacio para estar.



La bicicleta es el vehículo más próximo a la marcha a pie en términos de velocidades, espacio ocupado y masa. Tienen ventajas comunes como la de no depender de motores y fuentes energéticas externas al ser humano, no producir apenas residuos ni ruido; son los más saludables y convivientes, y potenciales aliados en la movilidad sostenible.

Por eso desde ACERA PEATONAL apoyamos las medidas correctas destinadas al fomento del uso de la bicicleta como medio de transporte en la ciudad.

Para evitar que los potenciales aliados se conviertan en adversarios de una batalla mal enfocada, hay que tener siempre presente que el objetivo de la alianza entre personas que caminan, montan en bicicleta y utilizan el transporte colectivo no puede ser otro que un cambio en profundidad en el modelo de movilidad; un cambio presidido por la idea de reducir las enormes consecuencias negativas de un patrón de movilidad subordinado al automóvil.


CONCLUSIÓN
El reciente informe de los Servicios Jurídicos del Ayuntamiento concluye que “es posible establecer una senda ciclable” en los bulevares de Sagasta y Constitución, y apunta que debe tenerse en cuenta la prevención establecida en el art 10.7 de la Ordenanza de zonas verdes que exige ” no interferir el uso peatonal, ….. y circular a velocidad moderada”. La consideración como Zona verde es indiscutible. Pero pedimos al Ayuntamiento que no establezca una senda ciclable en estos bulevares.



Imagen del Plan Director de la Bicicleta de Zaragoza

Solicitamos al Gobierno de Zaragoza y a los técnicos del Ayuntamiento que consideren lo aquí expuesto y comprendan que una Ordenanza de 1986 que habla del uso como ocio de la bicicleta no puede emplearse para introducir tráfico ciclista en una zona peatonal en 2014, cuando el uso de la bicicleta como elemento de transporte se está consolidando en calzada.

Por eso, para preservar el principio básico de prioridad peatonal y las condiciones de comodidad y seguridad de los viandantes les solicitamos que prohíban expresamente la circulación de bicicletas por estos bulevares.


http://static.panoramio.com/photos/large/21545851.jpg
Exigimos a las autoridades que mediante las pertinentes campañas informativas y sancionadoras hagan efectiva la pacificación de las calzadas correspondientes e intervengan en las demás para garantizar la seguridad de ciclistas y peatones.
La bicicleta puede ser un aliado del viandante si se orientan las políticas para su promoción sin agravios para los que caminan.

13 comentarios:

  1. Tal y como puede verse en la foto, en el paseo de Sagasta hay espacio suficiente para que los peatónes nos desplacemos y paseemos...y también hay espacio suficiente para las bicicletas. Además el paseo de Sagasta y el de la Constitución disponen de dos aceras laterales, solo para los peatones. Al lado mismo del paseo Sagasta se encuentra el Parque Pignatelli, Paseo sagasta, Parque Miraflores, Independencia, donde los peatones podemos pasear...Cuanto espacio disponen las bicicletas para pasear seguras en el paseo Sagasta....es facil, ninguno. La ciudad se puede compartir , es de todos, siempre que se haga con educación y respeto. Yo como peatón, ciclista y usuario del transporte público, no considero como aliado a aquellos que aparentan querer a las bicicletas en la ciudad, pero que simplemente las echan, eso si con palmaditas a la espalda, a la calzada sabedores que muchos ciclistas, ante el peligro real, colgaran la bicicleta....No querer a las bicis en espacios amplios como Sagasta y Constitución, donde no se trata de aceras estrechas, es simple y llanamente no querer a las bicis.....

    ResponderEliminar
  2. El pedir ganar espacio al coche es querer a las bicis. Y al peatón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejar unas monedillas en el cepillo de la iglesia también es querer a los pobres, pero eso si, que no vivan en nuestra calle....

      Eliminar
  3. Para primer comentario.- Preguntas "Cuánto espacio disponen las bicis para PASEAR por el paseo Sagasta?....

    Y esa es precisamente la cuestión:
    Tienes alguna foto antigua donde puedan verse los puestos-aparcaderos de alquiler de bicis en parque Pignatelli o Parque Grande?. Si tienes alguna verás cómo la inmensa mayoría de las bicis son de tamaño pequeñito. Aptas apenas parra niños de hasta 12 años. Sólo unas pocas -destinadas a los padres acompañantes- había de un tamaño más o menos adulto.
    Y eso por qué?...Pues porque para eso se concebía el uso de las bicis en parques y zonas verdes: Para paseos, primordialmente de aprendizaje, de niños y ocasionalmente de algún adulto.

    Por eso, cuando preguntas por espacios para "pasear" en Sagasta y otros bulevares, estás partiendo de un equívoco: Ahora, los ciclistas no quieren el acceso a las bicis en Sagasta para "pasear", sino para circular -y teniendo en cuenta la cuesta de ese paseo en concreto- a unas velocidades totalmente desaconsejables si de verdad queremos y respetamos la seguridad de peatones y paseantes, sean niños, adultos o ancianos.

    Por mi parte, que sinceramente deseo la seguridad de los ciclistas en calzada, sigo sin entender por qué no se adoptan medidas más drásticas para propiciarla, porque con unas cuantas multas el asunto se arreglaba rápido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu deseo de que los ciclistas circulen con seguridad por la calzada, no es mas grande que mi deseo de que los peatones circulen y paseen con seguridad por aquellas zonas donde cabemos todos y que la policía adopte medidas drásticas con aquellos ciclistas que circulen a velocidad excesiva y de manera imprudente por estos espacios.

      Eliminar
  4. El problema es que no hay manera de controlar la seguridad para los peatones en esos espacios. La estancia, los movimientos repentinos de los peatones con cambios imprevisibles de posición, trayectoria o movimiento, propios de la manera de estar y vivir un paseo o bulevar, y no digamos si se trata de niños o ancianos, son completamente incompatibles con el concepto de "circulación" de una bicicleta, cuyo fin es llegar cuanto antes a un destino.

    Claro que puede haber personas con exquisito cuidado y que procuren pedalear a la misma velocidad que los peatones, estando pendientes de sus movimientos...Pero todos sabemos que eso es una fantasía o una minoría desgraciadamente exigua: Ni va a ocurrir, ni hay policía patrullando a pie suficiente para controlar esa circulación.
    Ya hemos visto durante años cómo era el comportamiento de "ciclistas" en las inmediaciones del mini-parque infantil de Sagasta como para hacernos una idea.

    Lo racional es preservar los paseos y bulevares para lo que inicialmente fueron concebidos y, en todo caso, permitir la circulación en bici a niños pequeños.

    Es importante mantener los paseos y bulevares como espacios de seguridad, tranquilidad, relación y esparcimiento, especialmente para ciertos segmentos de la población, libres de vehículos en la medida de lo posible.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. No se cuando les va a entrar en la cabeza a los ciclistas, y a algunos políticos, que lo que hay que hacer es (según su filosofía, o al menos la de muchos de ellos) ir ganando espacio al coche para hacer una ciudad sin humos ni ruido. Pero después, en la practica, prefieren invadir los espacios peatonales.

    Andar es, indiscutiblemente, lo mas básico de la movilidad del ser humano, después viene todo lo demás, con el orden que se le quiera dar.

    Está claro que no todo el mundo se puede desplazar en bici o en coche, por las razones que sean, pero el desplazamiento a pie, lo puede hacer todo el mundo, y de hecho lo hace en algún momento, excepto cuando hay algún impedimento físico o de discapacidad. Y es por ello que se deben preservar los espacios peatonales como tales, incluso si es posible ir incrementándolos, y el resto de medios de transporte debe hacerse por otras vías, las que sea, pero nunca a costa de las zonas peatonales, ya sean aceras, calles peatonales, Paseos, Plazas etc.

    Que bien queda el decir que el puente de hiero, o el paseo de Sagasta es suficientemente ancho para bicis y viandantes, pero según ese argumento, mas lo es la calzada, aunque claro, por ahí me da miedo circular porque soy el mas débil, por el paseo soy yo el mas fuerte.

    La solución ya hace días que se esta dando desde Acera Peatonal: campaña de información, educacion y concienciación a conductores y ciclistas, donde se pueda pacificar la calzada y donde sea posible hacer carriles bici, pero repito, siempre en la calzada y nunca quitando espacios al peatón.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Tanto interés en preservar los espacios peatonales para los peatones, pero ninguna protesta contra las terrazas de los bares, que si que quitan espacio a los peatones en paseos, plazas, aceras.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cosa detras de otra, con permiso.

      Eliminar
    2. No hace falta esperar, en muchas aceras, las terrazas de los bares ocupan mucho mas espacio que el ocupa una bicicleta circulando, que ademas solo lo hace durante un periodo muy breve de tiempo, por que no escribís un post de protesta contra las terrazas? O un twitt ?

      Eliminar
    3. De momento, aún tiene que ser la primera terraza que se me eche encima adelantándome a toda leche a un palmo mi querido cuerpo. También, la primera que esté a punto de atropellar a mi hijo por desplazarse lateralmente, como le ocurrió cuando pasaba un ciclista desde atrás embalado.
      Que las terrazas son un problema y molestan, si. Que además de molestar son un peligro como los ciclistas, no. Por lo tanto le doy preferencia en mis quejas a la seguridad e integridad del físico de mi familia y al mío propio.

      Eliminar
  7. Entonces toda esta cantinela de " no quitar espacio al peatón, etc" en el fondo tampoco es tan importante, no ? Las terrazas, las mesas, los puestos de venta, esos si que pueden quitar espacio al peatón...curioso.

    ResponderEliminar
  8. De la frase "que las terrazas son un problema" con la que se te ha contestado, ¿qué parte no entiendes?.

    ¿De veras que de la contestación que se te ha dado deduces que se está de acuerdo con que las terrazas quiten el espacio al peatón? Pues una de dos, o tienes un grave problema de comprensión lectora o, simplemente, se te diga lo que se te diga, vas a seguir manteniendo que los que discrepan contigo opinan lo que a ti te conviene que opinen, sin tener en cuenta ni sus palabras ni sus argumentos.

    Ninguna de las dos opciones permite el debate racional.

    Así que, tú mismo.


    ResponderEliminar

Gracias por participar y ánimo con la información a ciclistas y peatones