El Bizi se instala en el podio de los sistemas públicos de bicicletas más extendidos de España

publicado en Heraldo de Aragón, 5 junio 2015
JAVIER L. VELASCO


● Zaragoza es, tras Barcelona y Valencia, la tercera ciudad con mayor implantación de este servicio

● La red de la capital aragonesa se ha consolidado pese a haber perdido usuarios


ZARAGOZA. El sistema público de alquiler de bicicletas de Zaragoza se asienta entre los más importantes de España. Su nivel de uso, de rotación de los vehículos y el impacto que tiene en la población los sitúan en el podio nacional, cuando se cumplen siete años desde su creación. Solamente el hecho de que haya sobrevivido todo este tiempo ya es un dato, ya que la mitad de los 109 sistemas públicos de bicicletas se han desactivado, según los datos del Observatorio de la Bicicleta Pública de España.
 

Esta plataforma ha analizado los datos del año pasado ciudad por ciudad. Uno de los parámetros principales ha sido el de la rotación, que mide los préstamos que se hacen por bicicleta al día. Zaragoza es la tercera del ranquin nacional, con 6 usos diarios por bicicleta, ligeramente por detrás de Barcelona (6,1) y de Valencia
(6,3). Sevilla y Bilbao rondan los 4 préstamos y Málaga, los 3.







El hecho de que esta cifra sea elevada, como en Zaragoza, tiene una doble lectura. Por un lado es bueno, porque indica que el sistema es muy usado, por lo que se puede decir que tiene éxito entre la población, que es el objetivo final. Pero esa elevada utilización puede tener también un efecto indeseable: que las estaciones se lleguen a colapsar, es decir, que se queden vacías de bicicletas en determinados momentos (con lo que los usuarios se quedan sin vehículos que coger) o que se llenen en otros (con lo que no hay sitios para depositarlas después de hacer el desplazamiento). Se trata de un problema que era más acentuado hace un par de años, pero que aún persiste en la determinadas zonas y momentos del año, a pesar de que el número de desplazamientos en las ‘bizis’ por Zaragoza ha descendido.
 

El citado observatorio también ha medido la intensidad de uso, cifrando el número de préstamos que se dan por día en cada estación. Los datos, lógicamente, son similares a los de la rotación de bicicletas, con Barcelona, Valencia y Zaragoza (por este orden) liderando la clasificación nacional, y Málaga colándose entre los primeros puestos.

Por último, también se ha hecho una comparativa entre ciudades sobre el impacto que tiene el sistema en la población. Para ello, se ha calculado el número de usos diarios del sistema público de bicicletas cada 1.000 habitantes. Barcelona y Valencia encabezan de nuevo el ranquin, con alrededor de 22 préstamos diarios por cada millar de vecinos. Zaragoza ocupa el tercer puesto de nuevo, con unos 12 usos al día por cada 1.000 habitantes.
 

Además, hay que tener en cuenta que gran parte de la ciudad (Torrero, Valdespartera, Casablanca, Valdefierro, Oliver, buena parte de Las Fuentes y San José...) sigue a la espera de que llegue el Bizi a sus barrios, y ese segmento de la población zaragozana también cuenta para calcular esta ratio, pese a no tener acceso al servicio junto a su domicilio.
 

Los estudios hablan de que los usos del servicio Bizi han bajado en los últimos años, pero también de que se trata de una tendencia general en todas las ciudades. De hecho, el descenso de Zaragoza es menor que el de otras ciudades similares, como Sevilla. 


Un sistema consolidado 

El sistema público de bicicletas de Zaragoza, estrenado en 2008, no fue pionero en España (para entonces ya se habían inaugurado casi una veintena en otras ciudades), pero sí tuvo un desarrollo y una expansión meteóricos. En todo el país el número de estaciones y bicicletas no ha dejado de crecer (de 5.000 vehículos y 800 estaciones en 2008 a 25.000 y 2.000, respectivamente, en 2014), pese a que el número de ciudades con este sistema ha decrecido. Por volumen, Zaragoza es el segundo de España tras Barcelona.
 


ZEC estudiará la ampliación del mapa de estaciones
 
El nuevo gobierno municipal, en manos de Zaragoza en Común, aún no ha decidido qué va
a hacer con el actual sistema Bizi, ante las demandas de muchos barrios de que se amplíe el número de estaciones por sus calles. Hasta ahora, el PSOE no se había decidido a hacerlo por el alto coste de la medida y las dificultades para encajar la expansión del sistema en la actual contrata, que lleva la empresa Clear Channel. Por ello, en los últimos años se ha mantenido invariable el número de terminales y de bicicletas, y lo único que ha cambiado (al alza) ha sido el precio de los abonos.
 

Fuentes de Servicios Públicos apuntaron que sus nuevos responsables quieren analizar la situación de la contrata y la posibilidad de ampliar las estaciones. En cualquier caso, no se hará este año.

Por otro lado, el colectivo Acera Peatonal ha reiterado su petición de que las bicicletas
públicas de alquiler incluyan algunos mensajes de difusión de las normas de circulación en bicicleta, como se hizo en Barcelona, entre otras ciudades. La petición fue acogida con agrado, aunque nada se ha hecho.


JAVIER L. VELASCO



Campaña en EcoBici, la bici pública de México DF

Campaña en Bicing, la bici pública de Barcelona

Campaña en la bici pública de New York, EN ESPAÑOL

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA PEATONALIZACIÓN, A PASO LENTO EN ZARAGOZA

BOFETADAS CON SUTILEZA

Las aceras no son para las bicicletas