LA DGT DEFIENDE CIUDADES CON 30 KM/H EN LAS QUE SE CAMINE MÁS



La Dirección General de Tráfico (DGT) ha animado recientemente a que se retome el caminar y a extender la reducción de la velocidad máxima permitida para que el mayor número de calles posible tengan una limitación de 30 km/h como claves para lograr una movilidad urbana segura.


La directora general de Tráfico, María Seguí, ha subrayado en declaraciones a los periodistas la importancia de esta limitación de velocidad en las denominadas “calles 30″, especialmente en aquellas que solo tienen un carril en cada sentido o son vías de un único carril, ya que se trata de una medida extendida en los países que sirven de ejemplo en materia de movilidad segura.


Se trata, ha dicho, de una medida “fundamental” que además favorecería la implementación de la bicicleta como medio de transporte en la ciudad sin necesidad de desarrollar infraestructuras complementarias, al tiempo que se ayuda a los peatones, que “siguen siendo los usuarios más vulnerables” en la vía pública.



Seguí, de visita en Melilla, ha confiado en que la ciudad autónoma incluya esta recomendación de la DGT acerca de la implementación de la velocidad 30 en el máximo número posible de calles, porque en resumidas cuentas, consigue “una calzada en perfectas condiciones de ser un modelo cotidiano para toda la ciudadanía”.


Pero además de esa limitación, Seguí ha destacado la necesidad de “retomar el caminar” racionalizando el número de veces que los ciudadanos utilizan el vehículo privado motorizado para desplazamientos que “a todas luces son óptimos realizados de otras maneras”.


Ha destacado asimismo la apuesta por los caminos escolares seguros que ha diseñado la Jefatura Provincial de Tráfico en Melilla, lo que ha logrado reducir notablemente los cortos desplazamientos matinales para ir al colegio, lo cual se puede hacer también caminando o en bicicleta, pero es necesario “crear un entorno seguro” reduciendo la velocidad.


En este sentido, ha explicado que Melilla es “una magnífica ciudad para ser peatón” y que reúne las condiciones “idóneas” para la utilización de la bicicleta como medio de transporte, pero tiene un parque móvil “desproporcionado” para la población residente y el territorio por el que circular.


A su juicio, esto es “fruto de un movimiento cultural en las últimas décadas y que está en plena época de cambio”, aunque ha destacado el trabajo “diligente” que está haciendo la Comisión de Seguridad Vial en Melilla para poner en marcha un Plan de Movilidad Urbana Sostenible y el trabajo colaborativo “completamente apartidista” que se está realizando.
Fuente: Agencia EFE

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA PEATONALIZACIÓN, A PASO LENTO EN ZARAGOZA

BOFETADAS CON SUTILEZA

Las aceras no son para las bicicletas