Valencia pierde casi uno de cada seis usuarios de bicicleta en el último año

ÁLEX SERRANO
10/01/2017
Las Provincias

El mapa de intensidades de tráfico del Consistorio revela que los ciclistas han pasado de poco más de 63.000 en 2015 a 53.900 en 2016

Pese a los constantes intentos del Ayuntamiento de Valencia de favorecer el tráfico en bicicleta, ya sea mediante cambios en la regulación semafórica o nuevos carriles bici, la verdad es que en apenas un año desde la llegada del tripartito al poder en el Consistorio los usuarios de bicicleta no han hecho más que bajar. Así lo revelan los datos de Valenbisi, que arrojan una caída de clientes de casi el 50% en tres años, pero sobre todo los mapas de intensidad de bicicletas de la concejalía de Movilidad Sostenible: el noviembre de 2015 se detectaron en la ciudad 63.234 viajes, mientras que un año después, los últimos datos disponibles, la cifra cayó hasta los 53.949. Se trata de un descenso de casi el 15%, lo que indica que prácticamente uno de cada seis usuarios de bicicleta ha decidido dejarla en casa durante este año.

Circulan más de 1.600 ciclistas menos por Blasco Ibáñez y Tarongers desde noviembre de 2015

Los motivos de este descenso son múltiples y complicados de entender, toda vez que el nuevo Consistorio está poniendo un especial empeño en favorecer la utilización de la bicicleta sobre el coche. Bajo el gobierno de Giuseppe Grezzi, Movilidad Sostenible ha comenzado uno de los proyectos más ambiciosos en lo referente al carril bici en la ciudad: la construcción del anillo ciclista por la ronda interior, cuya segunda fase de las obras comenzó el lunes mismo en Guillem de Castro entre San Vicente Mártir y la calle del Hospital. Además, el Consistorio tiene encima de la mesa un proyecto para unir Benimaclet con el centro mediante un carril bici, que falta ahora. La intención del Ayuntamiento es mejorar toda la red y construir nuevos carriles bici segregados y fuera de las aceras, lo que consideran clave para facilitar el uso de bicicleta en una ciudad como Valencia que goza de buen clima todo el año y que no cuenta con grandes subidas.

Bajón en las universidades

Sin embargo, los datos están ahí y en determinadas zonas hablan por sí mismos. Es el caso de la avenida Blasco Ibáñez, donde se sitúan los campos universitarios. En esta zona de la ciudad, los ciclistas han caído un 10%: han pasado de 8.851 en 2015 a 8.012 en 2016. También Tarongers ha perdido muchos ciclistas. Por donde antes circulaban 4.747 ahora lo hacen 3.949: una reducción de más del 16% entre uno de los colectivos que más utilizan la bicicleta, los jóvenes.

Otra de las claves podría estar en el bono joven de la EMT. En octubre de 2015, la Empresa Municipal de Transporte anunció la creación de nuevos tipos de abonos, entre ellos un bono social con un coste de 10 euros anuales. Uno de los más esperados era el bono joven, que ya existía pero que el nuevo gobierno municipal bajó de 30 a 25 euros al mes. 30 a 25 euros al mes (un 16,6%) y será universal. Cualquier joven, sea de donde sea, puede tener acceso a él, de tal forma que ya no es necesario ser residente en Valencia o estar matriculado en un centro educativo de la ciudad para dar acceso a residentes de cualquier punto del área metropolitana

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA PEATONALIZACIÓN, A PASO LENTO EN ZARAGOZA

BOFETADAS CON SUTILEZA

Las aceras no son para las bicicletas