Aumenta el alquiler de bicis a turistas que quieren conocer Zaragoza sobre dos ruedas
Javier Velasco de Heraldo de Aragón dedica un extenso artículo al aumento del alquiler de bicicletas en Zaragoza. En negrita cursiva destacamos los números, para cuantificar la magnitud de esos alquileres que suman unos 350 al mes, para un total de 65.000 visitantes al mes que recibe nuestra ciudad.

Os dejamos el texto del artículo de Javier publicado en Heraldo el 14 de Octubre de 2013


Los abonos temporales del servicio Bizi, los préstamos de La Calle Indiscreta y varias tiendas atienden esta demanda creciente

ZARAGOZA. Lo que en otras grandes ciudades es más que habitual, poco a poco llega a Zaragoza. En la capital aragonesa cada día hay más turistas que se animan a descubrir la ciudad sobre dos ruedas. 

Entre los bonos de tres días del servicio Bizi, los préstamos gratuitos del aula de LaCalle Indiscreta y los alquileres de LaCiclería y de unas cuantas tiendas más, se cuentan por cientos los visitantes que cadames se hacen por unas horas o durante unos días con una bici paramoverse de ‘turisteo’ por la ciudad.
 

En el área deTurismo delAyuntamiento de Zaragoza han detectado este fenómeno. La gerente de Zaragoza Turismo, Inmaculada Armisén, dice que «ahora hay más turistas que se animan a ir en bicicleta por lo bien preparada que está la ciudad; antes directamente no se podían animar». 

Las riberas, el parque del Agua y las plazas delCasco Histórico son los puntos más visitados por los turistas sobre dos ruedas.


El Consistorio ha querido atender esta demanda, y ya tiene en la imprenta unos folletos turísticos especiales para ir en bici, que estarán en las oficinas en las próximas semanas. En ellos se recomiendan dos rutas ciclistas para turistas, una cultural (teatro romano, Santa Engracia, Murallas Romanas,MercadoCentral, Aljafería, zona Expo y Puente de Piedra) y otra natural (Jardín Botánico, playa fluvial de Los Ángeles, parque del Agua, Macanaz, desembocadura del Gállego y carrasca monumental del Huerva).


En estos folletos, realizados tras varias peticiones del grupo municipal de IU, también se aconseja a los turistas sobre cómo candar las bicicletas, la normativa municipal de circulación de bicicletas, información turística, etc.


Trescientos cincuenta alquileres al mes
Lo cierto es que la bicicleta, a nada que respete el cierzo, es un medio perfecto para conocer la ciudad.


Teniendo en cuenta que el turista que llega a Zaragoza no pasa más de una noche como media, sobre dos ruedas los visitantes pueden abarcar buena parte de la ciudad, ahorrándose largas caminatas hasta la zona Expo, por ejemplo.


Una de las iniciativas más exitosas es la del aula de medio ambiente urbano La Calle Indiscreta, del departamento de Agricultura, Ganadería yMedio Ambiente de la DGA. Allí tienen un servicio de préstamogratuito de seis bicis, una de ellas para niños.


Hasta agosto habían hecho 2.297 préstamos cuando en todo 2012 hicieron 2.374. Elena Parra, coordinadora del aula, calcula que aproximadamente la mitad de estos préstamos se hacen a turistas. «Los visitantes las demandan mucho. Generalmente es gente joven que usa la bici en sus ciudades», explica.
 

Otra opción para los turistas es sacarse un abono temporal de Bizi Zaragoza, con el que pueden usar el servicio público de alquiler durante tres días. El precio del abono es de 5,28 euros, aunque están sometidos a las mismas normas que el resto en cuanto al cobro de un extra si se superan los 30 minutos de viaje. Por lo tanto, esta opción es adecuada paramoversede lado a ladode la ciudad, pero no para hacer trayectos o visitas demasiado largas. Desde que se puso en marcha el servicio, hace cinco años, se han sacado casi 4.000 abonos temporales. 

La empresa Bicicletea, con tiendas en Las Delicias y en Valdespartera, tienen un servicio de alquiler de bicicletas de montaña, de paseo, de carretera y eléctricas. Desde la tienda de Las Delicias, Ricardo González calcula que todos los meses puede haber una decena de turistas que alquilan una. Cuenta que los extranjeros «se quejan de que la gente no está muy concienciada, de que no se circula bien y de que hay coches que aparcan en el carril bici». Eso sí, afirma que «todos acaban muy contentos con la experiencia».
 

La empresa Oh Moto, ubicada en la estación Delicias, y que alquila bicis y motocicletas, es menos optimista, señala que desde que abrió en abril no ha llegado «ni a 20 alquileres»

En La Ciclería también ofrecen un servicio de alquiler de bicis, por horas para turistas y con bonos para usos periódicos de vecinos de Zaragoza. Nacho Sancho explica que el perfil del visitante es «más europeo que español», que en ocasiones vienen «en grupos de amigos o familiares» y que la ruta que más acostumbran a frecuentar es «la de la ribera del río Ebro»

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA PEATONALIZACIÓN, A PASO LENTO EN ZARAGOZA

BOFETADAS CON SUTILEZA

Las aceras no son para las bicicletas