Los ciclistas creen que la implantación de semáforos específicos en la calzada mejorará su seguridad en Independencia

El Periódico de Aragón David López 03/04/2014

Una ciclista, ayer, parada en un semáforo en rojo del paseo Independencia. - Foto: LARA MARTÍNEZ
Una ciclista, ayer, parada en un semáforo en rojo del paseo Independencia. - Foto: LARA MARTÍNEZ
Por unos motivos o por otros, la implantación de semáforos específicos --o inteligentes-- para ciclistas en la calzada del paseo Independencia gustan a todos. A ciclistas, porque están convencidos de que darán "más seguridad" al animar a muchos a bajar a la calzada. A los peatones, porque verán por fin cumplido su deseo de sacar de la acera a las bicicletas. Y a los coches porque, en principio, no ralentizará su marcha en un paseo "muy semaforizado". Así que en la calle todos parecen estar deseando que aparezcan, porque está muy extendida la impresión de que lo que falta, en realidad, es "más información".
Una inmensa mayoría de ciclistas que utilizan Independencia para sus desplazamientos diarios va por la acera porque "es más segura". Pero colectivos como Acera Peatonal insiste en que "en realidad lo creen porque nadie respeta las normas yendo por el carril bici". "Si realmente se cumplieran, las bicicletas no deberían ir a más de 10 kilómetros por hora, y nadie lo cumple. Así que nadie niega que sea más peligroso circular junto a los coches pero también es cierto que muchos lo hacen porque es más rápido atravesarlo por el carril bici que por la carretera. Precisamente por los semáforos", explicó ayer Fernando Navarro, presidente de esta asociación.
Ellos llevan muchos meses trabajando junto a colectivos ciclistas en medidas que fomenten, precisamente, un mayor uso de la calzada, "porque es ahí donde pueden ir a 30 km/h, no por la acera", apuntó Navarro, quien también incidió en que "cuando un peatón se cruza en el carril bici, el ciclista debería detenerse porque tiene prioridad, no sortearlo como pasa ahora".
En realidad, todos los usuarios de la vía pública reconocen que los "despistes" son frecuentes. A casi todos los peatones les ha pasado alguna vez que, yendo por Independencia, no se han percatado de estar invadiendo el carril bici. A pesar de que el pavimento tiene muchos metros de anchura por los que transitar.
EL OBJETIVO ÚLTIMO
Así que los colectivos ciclistas y los que representan a los peatones coinciden en la necesidad de avanzar en la concienciación de los usuarios para mejorar esa difícil convivencia. "El objetivo último debería ser prohibir a los ciclistas que vayan por la acera, pero hay que ir poco a poco facilitando las cosas", resaltó Navarro.
De manera que tampoco se ve con malos ojos que se utilice Independencia como "banco de pruebas" para, en el futuro, ir ampliando su aplicación a otras vías ya pacificadas o incluso con más tráfico que este paseo. Aunque también apuntaron estos colectivos a intentar hacer un "acompañamiento", con el fin de garantizar aún más la seguridad y favorecer la integración en un territorio como lo calzada que ahora es casi exclusivo de los vehículos a motor.
Sin embargo esa ampliación aún se ve como algo lejano. Y animan al consistorio, por otra parte, a que haga una campaña de información rigurosa porque ayer mismo algunos usuarios pensaban que ya se podían "saltar los semáforos". No es esa la idea, pero exige, todos los dicen, "mucha información y señalización", para evitar que el remedio sea peor que la enfermedad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA PEATONALIZACIÓN, A PASO LENTO EN ZARAGOZA

BOFETADAS CON SUTILEZA

Las aceras no son para las bicicletas