Los escolares carballeses ponen sus “multas da vergoña” para concienciar sobre seguridad vial


El Ideal Gallego
15 Diciembre 2015


 Cerca de una veintena de niños que realizan andando cada día el trayecto desde sus hogares hasta el colegio Bergantiños tuvieron ayer una importante y a la vez entretenida misión antes de su entrada a las clases, que no fue otra que la de acompañar a los agentes de la Policía Local para inspeccionar los posibles casos de infracción viaria en las zonas aledañas al centro educativo.

La actividad –que había quedado pospuesta el curso pasado– se llevó a cabo finalmente ayer englobada dentro de la iniciativa del Pedibús, el proyecto de movilidad escolar que tiene en marcha por segundo año consecutivo la Concejalía de Tráfico e Seguridade Cidadá del Concello de Carballo, con el apoyo de dos agentes desplazados a la zona y en presencia además del jefe del cuerpo municipal.

Los escolares se dieron cita a las puertas de su colegio unos veinte minutos antes del inicio del horario lectivo y repartidos en dos diferentes grupos se encargaron de ir inspeccionando las diferentes anomalías que en materia de seguridad vial se iban encontrando a medida que avanzaban por las calles próximas, donde habitualmente los padres dejan estacionados sus vehículos para dejar a sus hijos a la entrada del colegio.
 

Algunos de los escolares con uno de los agentes de la Policía Local, ayer en los alrededores del Bergantiños

Coches aparcados en la zona destinada al autobús, estacionamientos en las plazas para discapacitados y en lugares con vados abarcaron la mayoría de las infracciones localizadas por los pequeños agentes, ya que la iniciativa se centró en concienciar a niños y adultos sobre la necesidad de que los vehículos no ocupen u obstaculicen el lugar destinado a los peatones. A todo ello respondieron sancionando a sus conductores con las denominadas “multas da vergoña”, unas sanciones simbólicas sin cuantía económica que sirvieron para aprender a respetar la normativa.

La cita ayer fue en el CEIP Bergantiños y mañana se repetirá de la misma forma en el entorno del Fogar, en este caso con los escolares de este centro educativo como protagonistas. La idea es poder ampliar la iniciativa y llevar la campaña de concienciación a otros puntos del municipio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA PEATONALIZACIÓN, A PASO LENTO EN ZARAGOZA

BOFETADAS CON SUTILEZA

Las aceras no son para las bicicletas