LOS POBRES PEATONES

José Luis Manzanares 
(ver nota boigráfica al final)
 
Los peatones venían utilizando las aceras desde tiempo inmemorial como zona segura frente al tráfico rodado. También los ancianos de equilibrio inestable, con o sin bastón o andador,  las madres con el cochecito del niño y los paralíticos en silla de ruedas podían salir de casa y tomar el aire en esa acera que el diccionario de la Real Academia define como “orilla de la calle o de otra vía pública, generalmente enlosada, sita junto al paramento de las casas y particularmente destinada para el tránsito de la gente que va a pie”.

Hoy las cosas han cambiado para mal porque los ciclistas ponen en peligro a los peatones. Aquellos circulan por las aceras –no hablemos ya de las cacareadas zonas peatonales- como quieren, en el sentido que les plazca y sin mantener distancia alguna respecto a quienes hasta ahora podían deambular por allí con absoluta tranquilidad. Los ciclistas pueden escoger entre la calzada y unas aceras donde nunca habrá dirección única. La estrechez de la acera no importa y los pasos de cebra se toman como viene en gana. El peatón puede ser golpeado en cualquier momento por un ciclista que le adelanta a mayor o menor velocidad, o que se le acerca de frente y quizás le obligue a bajar a la calzada. El mundo al revés.

Bien está que los ciclistas dispongan de un carril especial allí donde su número, las condiciones del terreno y el presupuesto lo aconsejen, pero no es justo que, tratando de evitar el peligro que para ellos suponen los automóviles, se conviertan a su vez en una amenaza para los peatones y particularmente, conviene repetirlo, para las personas mayores o más desvalidas. Es decir, para quienes la alternativa no es utilizar la bicicleta en otro lugar o ir simplemente a pie, sino quedarse en casa.

Un día toca lucirse con la preocupación por las personas de la tercera edad y las discapacitadas física o mentalmente, y otro se las olvida porque el ciclismo ecológico se ha puesto de moda. Si este disparate se consolida, habrá que instaurar un Día del Peatón para disfrutar de las aceras sin bicicletas, tándemes,  triciclos y otros vehículos por el estilo, Y mientras tanto, casco obligatorio para todos. 

 Progresismo de salón con rasgos provincianos y un tufillo demagógico que, como paradójicamente suele ocurrir, acaba volviéndose contra los más débiles.


José Luis Manzanares
Nació en 1930. Obtuvo Premio Extraordinario en la Licenciatura de Derecho por la Universidad de Valladolid (1952) y en el Doctorado por la Universidad de Zaragoza (1975).

Ingresó en la Carrera Judicial en 1954 y se jubiló como Magistrado de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo el año 2000. Es también Abogado del Estado (jubilado) y Profesor Titular de Derecho Penal (jubilado). Fue Vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial entre los años 1990 y 1996. Desde 1997 es Consejero Permanente de Estado.

Amplió estudios en la Universidad Libre de Berlín Occidental y en el Instituto Max Planck de Friburgo.
Ha pronunciado numerosas conferencias en España, Colombia, Cuba, Alemania e Italia.

Ha publicado más de un centenar de trabajos jurídicos, amén de nueve libros, entre ellos dos Comentarios a los Códigos Penales españoles de 1973 y 1995, habiendo participado en otros diez de carácter colectivo. 

También ha traducido algunos textos jurídicos del alemán, entre los que destaca la última edición (la 4ª) del Lehrbuch des Strafrechts (Parte General) del Profesor Jescheck. Ha llevado durante años la Sección jurisprudencial del Anuario de Derecho Penal y Ciencias Penales. La misma labor desarrolló en la Revista “Actualidad Penal”, de la que fue Director durante algunos años, desde su primer número hasta su cierre el año 2003. Es también autor de unos comentarios en 2 Tomos al vigente Código Penal tras su reforma por la Ley Orgánica 5/2010, editados por Comares, Granada. Su último libro, publicado el año 2012 por la editorial La Ley, de Madrid, se ocupa de “La responsabilidad patrimonial por el funcionamiento de la Administración de Justicia”.

Ha colaborado en algunos periódicos nacionales, como El País, ABC, Diario 16, La Razón, El Mundo, La Gaceta de los Negocios, La Clave, Epoca y Expansión, y semanalmente, durante muchos años en Estrella Digital. También en la revista alemana “Juristenzeitung” y otras especializadas de México y Argentina.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA PEATONALIZACIÓN, A PASO LENTO EN ZARAGOZA

BOFETADAS CON SUTILEZA

Las aceras no son para las bicicletas