MADRID. Ciclistas tratan de frenar una campaña de multas por circular por la acera tras la llegada de BiciMAD

La llegada de BiciMAD a Madrid ha puesto a prueba la convivencia de peatones, ciclistas y vehículos. El delegado de Seguridad del Ayuntamiento, Enrique Núñez, ha mostrado su intención de multar a ciclistas que vayan por las aceras, como permite la ley, pero colectivos ciclistas reclaman más información a los usuarios tanto de bicicletas como del resto de vehículos para apaciguar el tráfico.






Sistema de alquiler de bicicletas eléctricas Bicimad.
Sistema de alquiler de bicicletas eléctricas Bicimad. Autor: Kike Rincón

En el último Pleno del Ayuntamiento, el delegado de Seguridad aseguró que se tomaba como un "compromiso personal" dar "nuevas instrucciones" a la Policía Municipal para iniciar una "mayor acción sancionadora" contra las bicicletas que circulan por las aceras y ponen en peligro la seguridad de los peatones, algo prohibido por la normativa tanto local como estatal. En Madrid puede multarse con 60 euros, aunque no es frecuente que se aplique esta sanción. El Sindicato Colectivo de Policía Municipal afirma que por el momento no los agentes no han recibido ninguna orden en este sentido.

Ante este anuncio de intenciones, los blogueros de En bici por Madrid trasladarán al concejal en una reunión los problemas de seguridad que sufren los ciclistas antes de que se tomen medidas que "cabrearán a la gente" sin mejorar convivencia entre peatones, bicis y coches en la ciudad. Según ha explicado Iván Villarrubia, uno de los colaboradores del portal, es necesaria mayor información porque muchos ciclistas desconocen la normativa y creen que se pueden usar algunas aceras por su anchura o las zonas peatonales, pero ambas opciones están prohibidas, como también lo está usar el carril bus.

Además, denuncia que hay ciclistas que encuentran ventajas de seguridad vial saltándose las normas, por ejemplo, evitando la calzada o saltándose semáforos para colocarse en el carril que desean en vez de negociar con cada cambio. Más llamativo aún es que un 86 por ciento de los usuarios de la bicicleta en Madrid han sido recriminados en alguna ocasión por cumplir las normas, principalmente por conductores de coches o furgonetas. En la mayor parte de los casos, les piden que vayan por la acera, el carril bus o circulen por la derecha del carril, cuando lo correcto y más seguro es ir por el centro del carril. Incluso la policía a veces les da estas instrucciones, según las testimonios que han recogido en su web. "Respetar las normas implica problemas", resume Villarrubia.

Por estos motivos o simplemente por evitar circular entre el intenso tráfico madrileño, los muestreos que realiza este blog revelan que uno de cada cuatro desplazamientos en bicicleta se hacen en Madrid por la acera, una proporción que según su impresión inicial no habría variado con la llegada de BiciMAD, que en septiembre tuvo 5.300 viajes diarios, con 23.955 abonados. Eso sí, hay más bicicletas en la ciudad y más grandes de lo habitual, así como fácilmente identificables.

Villarrubia defiende que sería preferible una campaña de información para ciclistas y conductores antes que poner multas. Ya hubo una coincidiendo con el inicio de BiciMAD y en sus bases hay información con las normas de circulación, pero la información no ha llegado a todos. Iñaki Díaz de Etura, de la asociación madrileña Pedalibre, indica que "un calentón no son formas de arreglar las cosas", en referencia al "compromiso" del delegado tras la pregunta de la concejal socialista Carmen Sánchez Carazo en la comisión. "La estrategia correcta no es multar. Hay que preguntarse por qué los ciclistas van por las aceras. Muchas veces no se atreven a ir por otro sitio y no se trata de que dejen de ir en bici. Hay que darles alternativas", defiende. 

Sánchez Carazo explica que su propuesta en el pleno municipal se debe a que la mayor presencia de bicicletas en las aceras "es un problema grave", sobre todo, para las personas con discapacidad o mayores, y que hay gente que ha tenido que ser hospitalizada. "Lo entendemos todo, pero creo que igual que exigimos que se respete a las bicicletas por las vías para bicicletas también hay que pedir seguridad para los peatones", afirma y recuerda la inversión en ciclocarriles o ciclocalles, señalizados con marcas de bici en las que los coches tienen que ir a 30 kilómetros por hora.

La principal asociación de fomento de la movilidad peatonal, A Pie, recuerda que su posición es que la acera es solo para peatones y que las zonas peatonales se deberían regular caso a caso y que esperan que se mantenga así con el futuro Reglamento General de Circulación que abrió la puerta a cambios en este sentido, con la posibilidad de permitir bicicletas en las aceras más amplias. No obstante, su presidente Marcos Montes, llama la atención sobre el hecho de que los ciclocarriles por los que ha apostado el Ayuntamiento no sean suficientes para que muchos ciclistas estén dispuestos a usarlos porque "el tráfico es excesivo". 

Las normas más olvidadas:
-La bici tiene que ir por calzada, y ocupando todo el carril por su seguridad (no por molestar). La acera es estrictamente peatonal, sin excepciones.
-Los coches no pueden presionar a una bici para adelantarlas. O se cambian de carril para adelantar, o se quedan detrás a 5 metros.
-Los ciclocarriles a 30 km/h están limitados a 30 km/h para todos.
-La bici no es un bus y no puede usar el carril-bus.
-La bici puede usar los carriles de la izquierda para girar a la izquierda.
-El casco en ciudad es una opción para mayores de 16 años.
-El carril-bici no prohíbe usar la calzada si no está así indicado.

Comentarios

  1. Esta claro que hay una campaña en contra de la circulación de las bicicletas en la ciudades. Mas gente moviéndose en bici, significa menos gente cogiendo el bus y por lo tanto menos dinerito para las arcas municipales. Echar a los ciclistas a la calzada participa de esa campaña.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por participar y ánimo con la información a ciclistas y peatones

Entradas populares de este blog

LA PEATONALIZACIÓN, A PASO LENTO EN ZARAGOZA

BOFETADAS CON SUTILEZA

Las aceras no son para las bicicletas