"Nadie está al frente del planeta"


Comentario recibido en nuestra entrada http://acerapeatonal.blogspot.com.es/2015/01/4-meses-de-bicis-en-calzada-que-esperan.html 

Lo reproducimos aquí porque lo merece

Me ha recordado una frase dicha por Marvin Minsky (una eminencia en Inteligencia Artificial) en una reciente entrevista: "Nadie está al frente del planeta" (http://cultura.elpais.com/cultura/2014/08/29/actualidad/1409308709_665686.html)
 

En efecto, la impresión que causa nuestro Consistorio en lo que a movilidad se refiere, es la del famoso camarote de los hermanos Marx en el que cada uno intenta salir, entrar o permanecer como puede, sin mejor táctica que el empujón puro y duro.
 

No hay conspiración inteligente alguna -qué más quisiéramos-. La acción de las autoridades se sustenta únicamente en el oportunismo, la moda y las conveniencias políticas pactistas, y se va improvisando según las alteraciones que puedan sufrir esos factores ¿Y saben quién se ha quedado fuera de ese sagrado trinomio que gobierna la acción de nuestros próceres en sustitución del principio de Responsabilidad? Lo han adivinado: el peatón. Al peatón se lo invoca como se invoca al pobre en las misas o como se invoca al obrero en las asambleas de los partidos: el símbolo que nos hace bajar la mirada y tranquilizar nuestra moral en la confortable convicción (al fin y al cabo, estamos en ese acto, no?) de que "luchamos" por él.
 

Claro que la campaña que con justicia pide la nota de prensa se refiere a todos los colectivos, estoy convencido que sin hipocresía ninguna, pero el llamamiento ya desesperado se hace desde la trinchera del peatón, con la esperanza de que el orden y justica generales le alcance, por fin, a él.

Me resulta indignante, sí, el espectáculo de las bicis por las aceras y esas justificaciones moralmente blandas, tipo "cabemos todos" (solo en las aceras, nunca en los carriles-bici) que ha generado años de irresponsabilidad consistorial. Aún me resulta más indignante, y me provoca ataques de cólera, contemplar a uno o varios automovilistas acosando o pitando a algún o alguna ciclista que han decidido encarar la circulación por calzada (bien es verdad que en esto me influye la proximidad con personas que usan cotidianamente la bici y tengo en gran estima) sin el apoyo de campañas como las que una vez más se reclaman en el texto que comento.
 

Y es que, como decíamos, todo es un paripé, una mascarada: Ni el boom ciclista está trayendo beneficios medioambientales (casi todos los trayectos ciclistas sustituyen trayectos peatonales y en menor medida en transporte público, casi ninguno sustituye al coche) ni desde el ayuntamiento se ha tomado medida eficaz alguna para garantizar el cumplimiento de los límites de velocidad en calles teóricamente "pacificadas". Sin embargo no hay político que en mayor o menor medida no siga la corriente de una moda, pues es sabido que las contracorrientes en política pueden provocar desagradables gripes en los resultados electorales.
 

Mientras, el peatón observa asombrado cómo revientan aceras transitadísimas (puente de los gitanos) para instalar carriles-bici a ras ce calzada sin molestar a los coches, presuntos elementos malignos -que lo son- a limitar y desincentivar, o cómo plantifican a troche y moche carriles bici en medio de las aceras, limitando su espacio y poniendo en peligro su tránsito -especialmente si son personas mayores, con movilidad inestable o con alguna discapacidad, especialmente visual-.
 

¿Tendremos que esperar a que se pase la moda como única solución?

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA PEATONALIZACIÓN, A PASO LENTO EN ZARAGOZA

BOFETADAS CON SUTILEZA

Las aceras no son para las bicicletas