Plataforma única de uso mixto, ¿una solución realmente segura y accesible?

Jueves, 21 Enero 2016
ACCESIBILIDAD UNIVERSAL

Calle barrio de Gracia en Barcelona con plataforma única de uso mixto. Calle barrio de Gracia en Barcelona con plataforma única de uso mixto.

Diferentes colectivos alertan de la falta de seguridad y accesibilidad del planteamiento actual de este tipo de calles 

Desorientación, confusión, angustia, peligro de atropellamiento... son algunos de los problemas que provoca el actual planteamiento de las calles de plataforma única de uso mixto en muchas ciudades catalanas y españolas, tanto entre peatones como entre conductores. Hablamos de las calles en las que circulan a la misma altura vehículos y peatones, cuyo objetivo original debía ser, precisamente, mejorar la accesibilidad física urbana, crear ciudades más humanas y amables a través de la pacificación del tráfico y, con todo ello, promover también mejoras ambientales en los municipios. En concreto, y según la Orden VIV 561/2010 y del Real Decreto 505/2007, uno de los principales objetivos de esta solución urbanística era garantizar en un espacio urbanizado existente o zona urbana consolidada, la anchura mínima de paso de un itinerario peatonal, a fin de hacerlo accesible cuando el ancho de la calle no permitía aplicar un diseño tradicional de itinerario accesible con aceras, calzadas y rampas.. Lejos de esto, podemos comprobar cómo actualmente se están construyendo o convirtiendo en calles de plataforma única calles que no lo requerían bajo estos criterios, y no se están haciendo accesibles físicamente las calles que sí lo necesitaban. 

Sumado a ello, la desaparición de elementos tradicionales del diseño de calles como aceras y cruces de peatones formalizados y señalizados, y de elementos verticales y/o horizontales que delimiten el espacio considerado transitable para vehículos y el peatonal (incluido el contraste cromático que se indica de manera ambigua en la Orden VIV 561/2010), está generando gran preocupación sobre todo entre las personas ciegas y con baja visión, uno de los colectivos más afectados: al perder toda referencia sobre dónde se encuentran, con toda facilidad pueden ocupar, sin darse cuenta, el espacio destinado al tránsito de vehículos, con el peligro que ello conlleva. A todo lo dicho, añadir que debido al actual vacío legal y normativo sobre el diseño, señalización y gestión de la movilidad de estas calles, frecuentemente muchos peatones (y también conductores) no saben si transitan por una calle peatonal o una de uso mixto hasta que se encuentran con un vehículo. Y, en muchos casos, la colocación de pilonas para evitar el estacionamiento de vehículos en línea de fachada, reduce el ancho de paso del itinerario peatonal hasta hacerlo inaccesible y obliga a las personas a caminar por el espacio de los vehículos, quitándole todo el sentido a la obra realizada para transformar la calle en plataforma única. Estas y otras situaciones de riesgo y falta de accesibilidad son las que denuncia la plataforma ciudadana 'Carrers per a tothom' en su documento, y sobre las que plantea propuestas de solución y mejora, a fin de garantizar el derecho a la ciudad y a la movilidad a todas las personas. Inteligencia colectiva y trabajo en red para consensuar propuestas de solución. Desde su creación en Barcelona en marzo de 2015, la plataforma ciudadana 'Carrers per a tothom' ha estado trabajando tanto a través de sesiones grupales presenciales y trabajo de campo en la ciudad condal, como en red con otras entidades, movimientos sociales y profesionales tanto del resto de Cataluña como de España. Donde se tiene constancia de que en diferentes poblaciones también se sufren las consecuencias de la falta de regulación adecuada de estas calles de plataforma única de uso mixto (como Sevilla, Zaragoza o Cartagena). 

Las propuestas, que se pueden descargar a través de este enlace, abordan la seguridad y la accesibilidad de este tipo de calles desde la perspectiva física, sensorial y cognitiva. E incorporan medidas tanto de diseño y de gestión de la movilidad urbana, como de concienciación y de participación ciudadana. Entre las propuestas, se encuentra la restricción del uso de ese diseño a determinados casos y únicamente en relación al ancho del paso del itinerario peatonal (y, por tanto, de la calle). Es decir: se aboga por no implementar plataformas únicas de uso mixto en calles con ancho suficiente donde puedan trazarse itinerarios accesibles siguiendo el diseño tradicional de aceras y calzadas diferenciadas. Y, por lo tanto, tal y como establece la normativa, restringir el uso de ese diseño a aquellos casos de calles estrechas en que sea necesaria una plataforma única de uso mixto para garantizar el ancho del paso del itinerario peatonal accesible, apostando por la peatonalización total de las calles de ancho más reducido donde se permita -eso sí- el acceso con vehículo a personas con la acreditación de movilidad reducida y a residentes. 

Limitar la velocidad de los vehículos, colocar franjas de pavimento podotáctil (sin invadir el ancho mínimo de paso del itinerario peatonal), contrastar cromáticamente el espacio de acera y calzada, mejorar la señalización vial y utilizar pictogramas, formalizar los cruces de peatones, implementar una adecuada gestión del transporte público, de los servicios locales, las zonas de carga y descarga, y de estacionamiento en las zonas urbanas donde se actúa implementando el uso de ese diseño de plataforma única ... son otras de las medidas consensuadas que se encuentran en el documento para mejorar la seguridad y accesibilidad en las calles de nuestros municipios. 


Objetivo: Regular un vacío legal y normativo

El 3 de diciembre, 'Carrers per a torhom' presentó el documento con propuestas de solución en el Consell d'Accessibilitat de la Generalitat de Catalunya, y a finales de mes se hizo llegar a la regidoría de urbanismo y movilidad y al Instituto Municipal de personas con discapacidad del Ayuntamiento de Barcelona, solicitando un encuentro conjunto entre las diferentes áreas por ser éste un tema que debe ser tratado de manera transversal y coordinada entre las diferentes competencias municipales. En cuanto a las competencias autonómicas, el Consell d'Accessibilitat de la Generalitat de Catalunya es el organismo que actualmente está trabajando en la confección del decreto que desarrollará las medidas técnicas de la ley catalana de accesibilidad aprobada en octubre de 2014. Es por ello -y a petición suya-, por lo que se presentó ante esta institución, a la que se le solicitó también mejoras en las metodologías y espacios de participación ciudadana, a fin de que se garantice siempre un verdadero proceso de deliberación y consenso entre todos los colectivos. Desde la plataforma 'Carrers per a tothom' se insiste en que se trata de un documento base sobre el que se debe seguir trabajando, y sobre el que se debe abrir también un espacio práctico con personas usuarias de diferentes perfiles que permita validar la solución más adecuada para toda la ciudadanía. Durante las próximas semanas se difundirá el documento entre profesionales, organizaciones y movimientos sociales implicados en el diseño urbano y la movilidad, con el objetivo de dar impulso a la iniciativa, seguir trabajando en el consenso de soluciones y sumar apoyos para lograr regular la situación de manera satisfactoria también desde el ámbito estatal, dado que se tiene constancia que la proliferación de este tipo de calles está directamente vinculada a los planes de desarrollo urbano sostenible promovidos con los fondos europeos FEDER. La plataforma ciudadana 'Carrers per a tothom'. 

'Carrers per a tothom' ('Calles para todas las personas') es una plataforma ciudadana formada por diferentes entidades de personas con y sin diversidad funcional (tanto visual como física), nacida en Barcelona en febrero de 2015 a raíz de la necesidad de espacios de diálogo y trabajo conjunto entre los diferentes sectores de la ciudadanía con diversidad funcional, y las administraciones públicas y sus equipos técnicos. Y teniendo como detonante las obras de remodelación del Paseo de Gracia, donde el Ayuntamiento implantó un carril de vehículos sobre la acera, sin ningún tipo de señalización vial, ni táctil ni cromática, desoyendo las recomendaciones de las entidades del sector de la discapacidad que alertaban del peligro que ello comportaba para la seguridad de los peatones. Actualmente la plataforma 'Carrers per a tothom' se encuentra en activo con el objetivo de ser un espacio abierto de deliberación, consenso y trabajo en red entre colectivos de diferentes municipios, donde se puedan generar propuestas de mejora de la accesibilidad universal en los ámbitos del urbanismo y la movilidad, y se facilite la suma e intercambio de conocimiento y experiencias.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA PEATONALIZACIÓN, A PASO LENTO EN ZARAGOZA

BOFETADAS CON SUTILEZA

Las aceras no son para las bicicletas